Inhiben los bienes de la ART del Suterh

91
Junto a esta declaración, otras voces del Suterh argumentaron que, hay una “intencionalidad política”
Victor Santamaría, secretario General de Suterh

Después de que La Superintendencia detectó un faltante de 203,5 millones de pesos en 2015 y un déficit de más de 1400 millones en el capital exigido por la ART del sindicato de porteros que conduce Víctor Santa María, quien además es titular del Partido Justicialista porteño. La inhibición de la ART del Suterh, está fijada en la prohibición para emitir pólizas y la inhibición de todos los bienes de Interacción SA, su ART.

La decisión, que fue publicada en el Boletín Oficial con fecha del día 18 fue tomada por el organismo que controla los balances de la ART del Suterh a causa de una inspección de rutina en la que advirtió, hace dos meses, el faltante de 203,5 millones de pesos en el balance de 2015; y junto a eso, se detectó también, en esa empresa un déficit además unos 5000 juicios no declarados. De acuerdo con lo precisado en la resolución, la revisión de los estados contables al 31 de diciembre dispuesta por la SSN “determinó un déficit de capital mínimos de 1.004 millones de pesos, y un patrimonio neto negativo de 760 millones de pesos”.

Las fuentes de la ART del Suterh argumentan: “El descubrimiento de esa presunta irregularidad llevó entonces a la superintendencia a presentar el 23 de mayo una denuncia, obligación que tienen los funcionarios en estos casos por cumplimiento de sus funciones y que cayó en el juzgado de Claudio Bonadio”. Esta noticia toma mayor énfasis cuando se deja ver que, A través de la Fundación Octubre de Trabajadores de Edificios, el Suterh posee un grupo de medios integrado por la AM 750, FM Malena 89.1 Mhz, el semanario Diario Z y las revistas PIN, Planeta Urbano y Caras y Caretas y el diario Página 12.

El titular de este gremio, Víctor Santamaría explicó: “Fue un error contable producto del déficit que tenía la ART del Suterh y ese error contable ya se solucionó, se había presentado un plan de adecuación a la Superintendencia de Seguros que fue rechazado ayer y ahora tenemos cinco días para apelar esa decisión y seguir trabajando como veníamos trabajando”.

Junto a esta declaración, otras voces del Suterh argumentaron que, hay una “intencionalidad política” en el accionar de la Superintendencia. Ya que: “Hay ART que están mucho peor, como la del Banco Provincia que está quebrada y el gobierno no hizo nada”, se quejaron. “la ART del Suterh no es la única ART con problemas, pero parece que para el gobierno fuéramos los únicos. Hay cuestiones políticas”.

Esta intencionalidad política viene dada por la intención que se tuvo en algún momento desde el Gobierno de la Ciudad de pasar el control de la administración de consorcios al sindicato y no a una persona. Dicha ley, La ley 5464, iba a crear un Consejo de la Propiedad Horizontal en la Ciudad, destinado a regular la actividad de los consorcios y otorgaba poder a los gremios de los encargados de edificios. Quedó derogada desde la semana pasada.

El presidente del bloque PRO, Francisco Quintana, expresó: “Hemos reflexionado y nos hemos convencido de que conviene volver a la situación anterior de la ley”. Al mismo tiempo, El diputado del socialismo Hernán Arce, impulsor de la derogación, afirmó: “La ley nació mal, no fue discutida y contiene un montón de errores, por lo que la idea de modificar algunos puntos era hacer algo peor. Creo que hay que repensar el debate con los consorcistas”.

La norma fue sancionada en diciembre pasado y contemplaba la creación de un organismo (un consejo directivo) de 11 integrantes: tres por los administradores, tres por asociaciones gremiales -que representan a trabajadores de edificios- uno de organizaciones que nuclean a los consorcios, uno por el Gobierno de la Ciudad, uno por las asociaciones de defensa de usuarios, uno por los sindicatos de empleados de administradores de consorcios y el restante defensor de inquilinos de la Defensoría del Pueblo.

Pero no es solo por esta derogación que Santa María dice que existió una intencionalidad política, sino también porque, “Hay una demonización contra los trabajadores y contra todos los que tuvimos alguna afinidad de pensamiento ideológico con el gobierno anterior”. Al mismo tiempo manifestó: “el déficit existe como existe en muchas otras compañías en general, y sin hablar particularmente del mismo sistema de las ART, y en especial el de la ART del Suterh que está colapsado”.

Esta inhibición no significa que la ART no opere más, sino que, cada juicio que tenga que pagar la ART del Suterh deberá ser constatado en su autenticidad por la superintendencia, que deberá a su vez autorizar a los bancos a girar los pagos caso por caso.

Dale un puntaje a esta nota

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here