Néstor, Cristina y una gestión plagada de corrupción

131
Néstor y Cristina Kirchner no han tenido pudor en manchar de corrupción todo lo que han tocado
El Escudo Nacional Argentino, entre otros símbolos patrios, han sido manchados, tanto por Néstor como por Cristina Kirchner.

Veinte días. Sólo veinte días desde que asumió el nuevo presidente y ya se notan grandes cambios. Hubo reuniones con el gabinete, con los opositores, con los gobernadores y con la prensa. La sensación de estar recuperando costumbres (yo diría “obligaciones”) perdidas es muy buena; y hablando de costumbres, realmente nos acostumbramos a todas las malas costumbres de Néstor y Cristina Kirchner. Sabemos que los hábitos nos sientan bien y que somos resistentes a los cambios. Esto nos genera tranquilidad, el cerebro reptiliano le gana a los otros dos cerebros. El gran problema es que estos últimos años, nos hemos acostumbrado demasiado, lo que genera que las cosas que deben ser, se transforman en excepcionales.

Fue gran noticia el nombramiento –mediante decreto– de 2 jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación debido a la renuncia de los jueces Fayt y Zaffaroni. Esto produjo de los más dispares comentarios, con críticas a favor y en contra de gran parte de la población “políticamente activa”. Lo más irónico de esta situación, fue leer críticas destructivas de integrantes del gobierno de CFK, como meros opositores buscando resurgir de las cenizas. A todos ellos y demás, les digo que:

El caso Skanska, la imprenta Ciccone, el médano de Boudou, Seychelles, los muertos de La Plata, Forza, De Vido, los 2.000.000 de USD de Néstor, la valija de Antonini Wilson, la muerte de Nisman, la ruta del dinero K, la tragedia de Once, las licitaciones de Lázaro Báez, Fariña y Elaskar, efedrina, los 2.000.000 de pesos diarios de Aerolíneas Argentinas, los cortes de luz en el verano, las rutas en mal estado, la destitución de jueces, los BODEN, el cierre de las exportaciones de carne, las retenciones, el pongui-pongui, el hambre de agua, “La Ñata”, la destitución de Campagnoli, el revólver en el escritorio, la financiera Epsilon, Arcadia y el tráfico de influencias, menos pobreza que Alemania, Fernando Horigian y las empresas fantasmas, Juan Suris, Luciano Suris, Lemarchand, las inundaciones de Luján, el narcotráfico, “La Mansa Green City”, Oyarbide y la frenada al allanamiento de Propyme, Mónica López y su mansión, Ricardo Jaime y las coimas, la quema de urnas en Tucumán, Zannini y Liuzzi, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, CEDIN y blanqueo de divisas extranjeras, Scioli y fraude al Estado Provincial por Wasserman S.A., cero pobreza en Chaco, las asociaciones ilícitas, The Old Fund, “La Morocha”, la compra de tierras en El Calafate, por parte de Néstor Kirchner, a 7$ la hectárea, Echegaray en Brasil, la bolsa de plata de Felisa Miceli, los dólares de Aníbal Fernández, Juan José Zanola y Héctor Capacciolli y la mafia de los medicamentos, el cepo cambiario, estamos mejor que Australia y Canadá, la falta de tampones en el verano, Luis D’elia, Boudou y los $ 7.000.000 de honorarios, el Audi de la hija de Echegaray, Manzur y la represión, la desaparición del seguro de los fondos de depósitos bancarios, Vanderbroele, declaraciones juradas patrimoniales falsas, Julio De Vido y Néstor Kirchner y sus asociaciones ilícitas con Cristobal López y Lázaro Báez, Claudio Uberti y la embajada paralela, las mansiones de Alperovich, Guillermo Moreno y Sergio Urribarri y las maquinarias agrícolas que nunca se vendieron a Angola (y se construyó una sola), Capitanich y los muertos en Chaco, las devaluaciones continuas, inflación galopante, inseguridad, las cárceles con puertas giratorias, la emisión descontrolada de pesos, Echegaray y los subsidios a los feedlots, Schoklender y Hebe de Bonafini y el desvío de dinero de Sueños Compartidos, las cadenas nacionales, la Universidad Popular de Madres de Plaza de Mayo y su estatización con deuda de $ 200.000.000, Ramona Pucheta y su desconocimiento de las leyes que vota a favor, la crisis del sector energético, la vulnerabilidad de la aduana, Fútbol para Todos y los $ 6.000.000.000 en 6 años, Jaime, Schiavi y De Vido y el manejo de los ferrocarriles, la apropiación ilegal de fondos del PAMI y de APE, la inauguración por cuarta vez de la ruta 6, Daniel Reposo y Julio Vitobello en la oficina de anticorrupción, Buzzi y los aprietes por créditos, Antonio Caló y el lavado de dinero, José Pedraza y el crimen de Mariano Ferreira, Aníbal Fernández y el narcotráfico, ponerle el nombre de Néstor a todo, pesar la plata y llevársela, Stiuso, Oyarbide, el Triple crimen de General Rodríguez, Urribarri y las empresas Cotapa y Cartipam, Hotesur, Milagro Sala y los fondos de la Tupac Amaru, las inundaciones en Tucumán y Beatriz Rojkés de Alperovich, Harvard y la comparación con La Matanza, las re-re-reinauguraciones de Atucha 2, el “aloz” y el “petloleo”, la diabetes es de ricos, los votos de los paraguayos cruzando la frontera, las inundaciones de Areco, la destitución del juez Martínez por las boletas truchas de Báez y Suris, el recorte arbitrario del 30% de los comedores escolares de la provincia de Buenos Aires por Scioli, la lancha declarada de $1800, la inauguración por quinta vez del hospital Balestrini, el chofer de Urribarri con 20 kg de cocaína, los pagos de sobreprecios por la venta de arroz a Venezuela, Insfrán y sus negociaciones incompatibles con la función pública, aceptación de coimas y malversación de fondos públicos, el asesor de Ishii acusado de narcotráfico, los familiares de: Alperovich, Scioli, Néstor Kirchner, Rossi, Zannini, Randazzo, Parrilli, Fernández, Larroque, De Pedro, Timerman, De Vido, Parodi, Echegaray, Pichetto (por nombrar algunos) en el poder.

La lista sigue, pero el espacio es poco. Tenemos historia, de la mala y de la buena; empecemos –entre todos- a escribir una historia mejor. Feliz Navidad y la casa ¿la dejaron en orden?

Néstor, Cristina y una gestión plagada de corrupción
4.6/(92%) de 5 votos)

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here