¿Rige la veda electoral en las redes sociales?

337

El motivo de esta nota es aclarar algunas fantasías o equivocaciones que andan circulando acerca de lo que se puede hacer y no se puede hacer durante la veda electoral. Un ejemplo de la confusión está en esta nota publicada en La Nación. ¿Podemos decir cualquier cosa por las redes sociales? El diario dice textualmente: “la prohibición de la propaganda no alcanza a las redes sociales, como Twitter y Facebook”. Esto se ve abonado por declaraciones la jueza María Servini de Cubría quien dijo en 2013 que “sobre Internet no hay nada especificado en la ley” Veremos que esto no es tan cierto.


 

En nuestro esquema constitucional las provincias se reservan los derechos no delegados al Gobierno Nacional. Entre ellos se encuentran las cuestiones relacionadas a la elección de autoridades locales (Gobernador, diputados provinciales, Jefe de Gobierno, Legisladores, etc.). Textualmente sostiene la Constitución Nacional:

Artículo 121.- Las provincias conservan todo el poder no delegado por esta Constitución al Gobierno federal, y el que expresamente se hayan reservado por pactos especiales al tiempo de su incorporación.

Artículo 122.- Se dan sus propias instituciones locales y se rigen por ellas. Eligen sus gobernadores, sus legisladores y demás funcionarios de provincia, sin intervención del Gobierno federal.

Esto nos lleva a concluir que en materia electoral de autoridades locales debemos analizar la normativa propia de cada distrito. En la Ciudad de Buenos Aires el régimen jurídico aplicable a las PASO es la ley porteña 4.894 en cuyo anexo 1, en su artículo 28 establece:

Artículo 28.- Campaña electoral. La campaña electoral no puede iniciarse hasta treinta (30) días corridos antes del acto eleccionario. La publicidad electoral audiovisual no podrá iniciarse hasta los veinte (20) días anteriores a dicho acto. En ambos casos, finalizan cuarenta y ocho (48) horas antes de la fecha del comicio.

El artículo precedente lejos de dar una respuesta unívoca nos plantea nuevas preguntas: ¿A qué llamamos “campaña electoral”? ¿Compartir una opinión en una red social puede ser considerado “publicidad electoral audiovisual”? ¿A quién alcanza esta restricción?

Lo cierto es que la CABA no cuenta con un código electoral propio. A partir de lo establecido en la Ley Cafiero (ley nacional 24.588) en su artículo 5° debemos mirar a la legislación vigente antes de la transferencia de competencias. Por lo que debemos mirar a la ley nacional 19.945 dado que no hubo una normativa nueva reemplazándola. Dice dicha ley:

Artículo 64 bis.- Campaña electoral. La campaña electoral es el conjunto de actividades desarrolladas por las agrupaciones políticas, sus candidatos o terceros, mediante actos de movilización, difusión, publicidad, consulta de opinión y comunicación, presentación de planes y proyectos, debates a los fines de captar la voluntad política del electorado, las que se deberán desarrollar en un clima de tolerancia democrática. Las actividades académicas, las conferencias, la realización de simposios, no serán considerados como partes integrantes de la campaña electoral.

(…) Queda absolutamente prohibido realizar campañas electorales fuera del tiempo establecido por el presente artículo.

Nuestra primer definición es que las campañas políticas están constituidas por cualquier actividad de promoción realizadas por agrupaciones políticas, candidatos o terceros. Cualquiera de nosotros puede violar dicha prohibición, pero, ¿está internet alcanzado por dicha restricción? ¿O acaso podemos decir lo que se nos canta, cuando se nos canta? Veamos qué dice el artículo 64 ter:

Artículo 64 ter. Publicidad en medios de comunicación. Queda prohibida la emisión y publicación de avisos publicitarios en medios televisivos, radiales y gráficos con el fin de promover la captación del sufragio para candidatos a cargos públicos electivos antes de los veinticinco (25) días previos a la fecha fijada para el comicio. La prohibición comprenderá la propaganda paga de las imágenes y de los nombres de los candidatos a cargos electivos nacionales, ejecutivos y legislativos, en los medios masivos de comunicación (televisión, radio e Internet), vía pública, medios gráficos, telefonía móvil y fija, publicidad estática en espectáculos deportivos o de cualquier naturaleza, así como también la publicidad alusiva a los partidos políticos y a sus acciones, antes de los veinticinco (25) días previos a la fecha fijada para el comicio.

Si bien esto remite específicamente a la publicidad paga sirve para tener en cuenta que la ley electoral contempla e incluye a internet como un medio sobre el cual extiende su alcance.

Dicho esto cabe concluir que la veda electoral rige para internet y para las redes sociales.

¿ Cuál es la sanción por violar la veda electoral?

El artículo 128 quáter establece para los particulares que violen la ley:

“La persona física que realizare actividades entendidas como actos de campaña electoral fuera del período establecido por el presente Código, será pasible de una multa de entre diez mil (10.000) y cien mil (100.000) módulos electorales, de acuerdo al valor establecido anualmente en el Presupuesto General de la Administración Nacional.”

La pregunta del millón de dólares es: ¿Cuánto vale un “módulo electoral”?

Encontrar la respuesta a esto es más difícil que encontrar el título de Abogada de Cristina Fernández de Kirchner. Tal figura debe ser definida anualmente por el Ministerio de Economía en la ley de presupuesto. La acordada número 14/2015 de la Justicia Electoral dice en su considerando 2°: “la ley presupuestaria vigente (N° 27.008), no contempla el “módulo electoral”. Es decir que tenemos una norma penal (incumplimiento de la veda electoral) cuya sanción remite a una cantidad indeterminada.

La determinación de la pena es condición necesaria de validez de una norma penal. Podríamos jugar tratando de establecer un valor actual de referencia pero me animo a decir que ante una disputa cualquier sanción podría ser tachada de inconstitucional.

En definitiva:

existe una prohibición de hacer campaña o publicidad por cualquier medio, sea paga o no. Existen penas que no son aplicables por ser estas indeterminadas.

Conclusión:

Hacer campaña en las redes sociales viola la veda electoral. Al no existir una pena definida no hay sanción aplicable para los particulares. Respetar las normas electorales se convierte entonces en un acto de voluntad, de buena fe. Respetarlas habla de nuestra madurez cívica.

Además, ¿rige la veda para alguien que vive en otro distrito y opina sobre la elección en otro distrito?

Creo que todas estas preguntas y las respuestas insuficientes que da el Derecho argentino nos lleva a reflexionar acerca de la “antigüedad” de nuestras leyes. No obstante, es importante que los candidatos no violen la veda electoral, como fue el caso de Daniel Scioli durante la segunda vuelta.

 

¿Rige la veda electoral en las redes sociales?
5/(100%) de 2 votos)

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here