Violencia no estructural y perspectiva de no mentira

Tal vez hay una “violencia” que no es estructural, se da cuando hay tantos protocolos que ya no hay lugar para existir, siempre tendríamos que estar preparados para no chocar,  para no incumplir y ser condenados.

Tal vez una de las soluciones es la “perspectiva de la no-mentira”. Puedo no negar, pero tampoco afirmar. Puedo “opinar” sobre la cultura,  desarrollando mis realidades deseadas, no solo para mí, sino también, para los demás, para el otro y los otros.

Tal vez se oye en los barrios “todo es relativo”, tal vez también en muchos ámbitos académicos. Pero si al enunciado “todo es relativo” no le cuidamos que va antes o detrás, y que va después o hacia el futuro, podemos ser víctimas o agresores. Entonces, ¿bastará con cuidar el ambiente, el entorno en el que nos movemos, vivimos y existimos?, tal vez no, hará falta tener la habilidad de aprender a construir espacios simbólicos comunes. Tal vez Rawls tenia razón cuando insinuaba que juntándose a hablar se mejoraban las cosas. Tal vez ante la ignorancia o posición original, no hace falta que estén sólo los grandes centros de tomas de decisiones, y se puede convivir mejor socialmente cuando hay voluntad de más que no mentir, o de ser un tarado dogmático, de no decir una verdad que por su contexto, no lo es…porque todo es relativo funciona cuando cuidamos lo que viene de antes y lo que puede suceder después…

Violencia no estructural y perspectiva de no mentira
100% de 0 votos | Dale un puntaje a esta nota

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorAlmagro solicitó atención médica de urgencia para Efraín Ortega
Artículo siguienteEl juez Rafecas envió a Juicio oral a José López por enriquecimiento
Jorge Motta Tschurl

Con mi pareja estamos haciendo todo para salir adelante con un emprendimiento de ropa de diseño de autor.
Trabajé en el estudio jurídico de mi padre y actualmente hago procuración judicial para él.
Tengo una oficina en el centro donde busco hacer cuanto asesoramiento extrajudicial puedo.
Trabajo con abogados que conozco.
Soy casi abogado egresado de la UBA.
Estudié Ciencias Políticas algunos años en la UCA (sin título intermedio).
Estudié para catequista, pero no me arriesgo a presentarme como la voz de la Iglesia y hacer política desde allí. Prefiero hacer política desde la cultura y lo que nos puede llegar a reconciliar a los argentinos.