Afganistán: así destruye la bomba no nuclear que lanzó Estados Unidos

Estados Unidos lanzó ayer en Afganistán una GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast (MOAB), la más potente bomba no nuclear sobre la Tierra sobre un completo de cavernas bajo el control de la organización terrorista Estado Islámico.

La MOAB o popularmente conocida como Madre de Todas las Bombas, lanzada en Afganistán tiene un radio de destrucción de entre 1,4 y 1,5 kilómetros desde la zona cero. Tiene un peso de 9.500 kg, de los cuales 8.400 kg son explosivos de alta potencia.

Está diseñada para ser lanzada desde una rampa en la parte trasera de una aeronave de carga, específicamente un Hércules C-130, y es guiada por GPS hacia el objetivo. Su carga es de H6, un explosivo que es 1,35 veces superior al de la dinamita. Posee un largo de 9,1 mts y un diámetro de 1,03 mts.

Fue la primera vez que se detonó una GBU-43/B en una operación militar. Hasta ahora las únicas pruebas realizadas fueron en 2003 por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, un año después de haberla presentado.

En la Casa Blanca, el presidente Donald Trump saludó la operación, que calificó como «una misión muy exitosa».

«Tenemos los mejores militares del mundo, y volvieron a hacer su trabajo, como es su costumbre», expresó el mandatario.

«Es la más potente bomba no nuclear jamás usada en combate», dijo el portavoz de la Fuerza Aérea, el coronel Pat Ryder.

Comparación nuclear de la bomba que se lanzó sobre Afganistán

La MOAB es la bomba no nuclear más grande lanzada por un ejército, pero dista muchísimo de compararse con el poder de destrucción de una nuclear.

Por ejemplo, si tomamos como referencia la bomba nuclear lanzara sobre Hiroshima (1945), el poder de destrucción de la MOAB es apenas una milésima. Asimismo, el radio de destrucción total es diez veces inferior (sin contar el efecto de propagación de la radiación).

Afganistán: así destruye la bomba no nuclear que lanzó Estados Unidos
100% de 2 voto[s]

Comentarios