Bonadio ordenó el desalojo de Cristóbal López del dúplex de Cristina

La justicia puso fin a la relación comercial de Cristóbal López con Cristina Kirchner. Ambos procesados por asociación ilícita y lavado de activos, en la causa Los Sauces SA no podrán continuar el contrato de locación que firmaron en 2012 y que, hasta febrero de este año, representó para la ex Presidenta ingresos por más de 1,7 millones de dólares. El juez Claudio Bonadio envió la orden de desalojo: en diez días el empresario K deja el departamento de Puerto Madero.

Después de cuatro años de contrato, en diez días -que se cumplen la próxima semana-, el dueño del Grupo Indalo pondrá fin, por decisión judicial, a la relación comercial con la empresa de la ex Presidenta investigada por lavado de dinero. Todo se da en el marco de la causa Los Sauces y tras la intervención de la inmobiliaria. La familia Kirchner perdió el control de la misma y también, a su principal cliente.

Intimaciones, avisos judiciales y finalmente una orden de desalojo. Es la última instancia para Cristóbal López. El juez Bonadio esta semana le ordenó que desaloje la Unidad Funcional 440, pisos 8 y 9, de Madero Center. El empresario kirchnerista lo transformó en un dúplex en el que invirtió miles de dólares para su refacción.

Durante cinco años, López instaló en el dúplex de Madero Center -propiedad de Los Sauces SA-, su oficina principal, que cuenta con dos salas de reuniones y en el primer piso funciona Administración Austral, la firma que nuclea las participaciones accionarias del empresario K en diferentes sociedades. Antes de dejar el inmueble, Cristóbal López “deberá abonar la totalidad de los alquileres adeudados con los intereses correspondientes”, indica la notificación.

La orden de desalojo final fue impulsada por el interventor judicial de la inmobiliaria Francisco Branda, quien informó sobre el contrato vencido a comienzos de año. Durante un trimestre López no pagó el alquiler correspondiente al dúplex ya que estaba pendiente la negociación para renovar el contrato.

Se había llegado de un acuerdo sobre el inmueble, por el que en el último año la Inversora M & S pagaba 32.250 dólares por mes. Desde 2012 a febrero de este año garantizó a la ex Presidenta 1.727.500 dólares. El interventor Branda había fijado para el primer año de renovación de contrato un 5 % de aumento, y el mismo porcentaje para el próximo período. Iba a ser un contrato por dos años pagadero en cheques a nombre de la intervención judicial y en pesos.

El juez Bonadio rechazó esta negociación. Consideró que al estar procesado por asociación ilícita y lavado de activos al igual que Cristina Kirchner, López no podía seguir siendo inquilino. Desde entonces comenzó la pelea por el dúplex: el dueño de Indalo resistía a dejar las instalaciones señalando que la medida fue apelada.

Esta semana Bonadio puso punto final. En diez días Cristóbal López, el principal inquilino de Cristina Kirchner, se irá del departamento de Madero Center. El plazo fue solicitado por el empresario K, y el juez accedió.

Según señalaron desde su entorno, López se mudará a las oficinas de la Avenida Córdoba y despedirá al personal que trabaja en el dúplex que es propiedad de la inmobiliaria de los Kirchner.

Bonadio sostiene que el vínculo comercial entre Cristóbal y Cristina es una “pantalla” para realizar el “pago de retornos” por parte del empresario K y su socio Fabián De Sousa a la familia Kirchner. Todos están acusados de integrar una asociación ilícita. Por eso decidió desalojarlo.

La empresa Inversora M&S, responsable de pagar el alquiler del dúplex, es investigada por retener más de 3300 millones de pesos que debían haber sido destinados al pago de impuestos a la AFIP por las operaciones de la petrolera Oil Combustibles. La deuda global es de 8.000 millones.

La orden de desalojo no rige para el piso 4 L de la calle Juana Manso, que está alquilado por Alcalis de la Patagonia, otra firma de López. Por ese departamento, Indalo pagaba 7.500 dólares mensuales (720.000 desde 2009 a 2016) a través del depósito de un cheque remitido a la cuenta de Los Sauces en el banco Santa Cruz.

En este caso, el juez ordenó que en el plazo de 72 horas(que ya venció) el empresario K y su socio Fabián De Sousa, presenten ante la justicia el contrato de alquiler vigente y “regularizar el pago del alquiler adeudado desde diciembre de 2016”, bajo el riesgo de iniciar acciones judiciales “de cobro y desalojo”. Las deudas se fueron regularizando. Allí vive la ex esposa de De Sousa y por ahora, no deberá dejar el lugar.

Bonadio ordenó el desalojo de Cristóbal López del dúplex de Cristina
100% de 0 votos | Dale un puntaje a esta nota

Comentarios