Los Boy Scouts, fuera de la Iglesia argentina por apoyar el matrimonio igualitario

El cambio de posición ahora a favor de la aceptación del matrimonio gay y el aborto, por parte de los dirigentes de la Asociación Scouts de Argentina (y de los Boy Scouts en general), provocó su virtual escisión de la Iglesia Católica. Así se desprende de una carta del arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, histórico miembro de la institución y antiguo capellán del scoutismo porteño, al arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, que se conoció ayer. Allí afirma que “como les advertí al consejo de la asociación hace unos meses (…), que no tiren de la soga porque está a punto de romperse, ahora considero que ya se rompió y no hay vuelta atrás”.

Las modificaciones al “Proyecto Educativo” de la institución fueron hechas durante su última asamblea nacional, en noviembre en un predio de Desarrollo Social, en Ezeiza. Y provocaron semanas después el repudio del arzobispo de La Plata, quien creó su propia Asociación Diocesana de Scouts Católicos (ADISCA), desprendida de la asociación. Así se lo comunicó en diciembre por carta a Poli, quien en su respuesta a Aguer –revelada ayer por la agencia AICA- coincide con la preocupación del arzobispo platense y le anticipa su propósito de impulsar a nivel nacional una federación de scouts cristianos, escindida de la asociación.

“La Asociación, cada vez más se mostró muy proclive a asimilar proyectos educativos del Estado -educación sexual p. ej.-. Si bien nosotros seguimos con ‘el programa de educación en el amor’, sin embargo en los eventos comunes se filtró esa orientación. Esto sumado al avance de la ideología de género, que muchos dirigentes, desde hace años vienen proponiendo modificaciones al proyecto educativo original (CEA 1996)”, expresó en la misiva del cardenal enviada al arzobispo de La Plata, Héctor Aguer.

Boy Scouts, su historia en Argentina

Scouts de Argentina es una ONG sin fines de lucro destinada a la educación no formal y es miembro de la Organización Mundial del Movimiento Scout desde 1922. Es una de las asociaciones scouts en Argentina, con extensión nacional y de orientación pluriconfesional, formada por la fusión de la Unión Scouts Católicos Argentinos y la Asociación de Scouts de Argentina.

Los primeros grupos scouts del país surgieron en los colegios británicos pero pronto se difundieron a colegios nacionales, cuarteles de bomberos y las comisarías, de manera que cuando en abril de 1909 Baden-Powell, fundador del Movimiento Scout, arribaba al país, ya se realizaban campamentos scouts en varias localidades de la provincia de Buenos Aires. Ese año se formó la primera Comisión Organizadora del Movimiento Scout en la Argentina y en los siguientes años se extendió a la ciudad de Buenos Aires.

En el año 1912 el Perito Francisco Pascasio Moreno fundó la «Asociación Boy Scouts Argentinos».

Sucesivamente conocida como «Asociación Nacional de Boy Scouts Argentinos», «Boy Scouts Argentinos» y «Asociación Instituto Nacional del Scout Argentino», todas ellas denominaciones indistintas de la misma persona jurídica.

Por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional del 26 de febrero de 1917, se le otorgó Personería Jurídica y se aprobaron sus estatutos.

Luego, el 13 de noviembre del mismo año se dicta otro Decreto presidencial del Dr. Hipólito Yrigoyen, que la declara «Institución Nacional del Scoutismo Argentino», instruyéndose al profesorado y las fuerzas armadas a colaborar con dicha institución.

En 1922 la asociación se suma a la Oficina Internacional y se realiza el Primer Congreso Nacional Scout. En esa década empiezan a surgir grupos scouts católicos y en el año 1937 el Presbítero Julio Meinvielle funda la Unión Scouts Católicos Argentinos, Asociación privada de fieles de la Iglesia Católica, cuya personería canónica es continuada por la Comisión Pastoral Scout Católica.

Finalmente resultó inscripta en el Registro Nacional de Entidades de Bien Público con fecha 22 de noviembre de 1945 bajo el número 10-0004.

En 1992 se iniciaron con el auspicio de la OMMS-Región Interamericana nuevas conversaciones tendientes a acordar una federación que reuniera a las dos asociaciones scouts mayoritarias, la Asociación de Scouts de Argentina (INSA, luego ASA), reconocida por la Organización Mundial del Movimiento Scout y la Unión Scouts Católicos Argentinos (USCA). En 1995 se creó un Comité de Constitución para redactar un Estatuto de fusión de ambas asociaciones, acordar un Proyecto Educativo común y establecer convergencias en temas educativos y territoriales.

Como una de las asociaciones era una organización de la Iglesia Católica, la Conferencia Episcopal Argentina trata a principios de 1996 la aprobación de Términos de Referencia para la unificación, aunque cada Obispo reserva su derecho a constituir una Asociación privada de fieles en su jurisdicción cuando consideren que se puede ver debilitada la identidad de los Scouts Católicos, en sus dos aspectos esenciales, “Fidelidad al Movimiento Scout y Fidelidad a la Doctrina Católica, (USCA OBRA DE LA IGLESIA). Como parte de dichos acuerdos la USCA reserva su carácter de Asociación Privada de Fieles de la Iglesia Católica a través de la constitución de una «Comisión Pastoral Scout Católica». La COPASCA asume un carácter suprainstitucional en la nueva asociación que surge de la unidad.

El 1 de diciembre de 1996, se fusionan en Scouts de Argentina la Unión Scouts Católicos Argentinos (USCA) y la Asociación de Scouts de Argentina (ASA), en una Asamblea Nacional conjunta que se realiza en la localidad de Ezeiza en el predio del Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines de la República Argentina (S.E.T.I.A.) junto al Río Matanza.

 

Los Boy Scouts, fuera de la Iglesia argentina por apoyar el matrimonio igualitario
100% de 1 voto[s]

Comentarios