Buenos Aires en emergencia: Lacunza asumió en economía

Entre la jura de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires y Mauricio Macri en la Nación, hubo un tercer juramento que produjo un punto de inflexión en la provincia de Buenos Aires: el de la primera gobernadora María Eugenia Vidal, que quebró la hegemonía de 28 años del peronismo en la provincia y se impuso a los varones. Asumió el 10 de diciembre pasado el cargo que dejó el ex-candidato presidencial Daniel Scioli, en un traspaso del poder totalmente diferente al que se produjo en la presidencia. María Eugenia Vidal juró en el teatro argentino de La Plata y presentó a su gabinete, “un gabinete que soñaba”.

Dio un discurso emotivo, en el que agradeció y pidió el apoyo de todas las mujeres, y marcó que “ha sido una semana emotiva, conmovedora e importante. Empieza una etapa distinta, de unidad, con muchos desafíos por delante”. Días atrás había realizado un acto en el micro-estadio de Lanús, en el que dio a conocer a su equipo de colaboradores y aprovechó la oportunidad para adelantar que llamaría a sesiones extraordinarias en la Legislatura y tendría que pedir ayuda a la Nación para pagar los sueldos y aguinaldos, ya que “recibimos una provincia quebrada”.

El ministro de Economía, Hernán Lacunza, será el encargado de mediar entre Nación y provincia para conseguir aumentar los fondos de la caja y así poder pagar sueldos y aguinaldos. ¿Quién es Hernán Lacunza? Es un economista egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, que cuenta con un posgrado en la Universidad Di Tella. Trabajó en el Banco Central desde 2005 hasta 2010 como economista en jefe y como gerente general, y posteriormente fue parte del equipo económico del Frente Renovador. Es gerente general del Banco Ciudad desde diciembre de 2013.

Entre otras de las cosas, Lacunza tendrá por delante el reto de desafiar el cepo impuesto al dólar; “el cepo es hijo de haber abusado de las reservas” y aclaró que intentará reconstruir la confianza de empresas y usuarios. En línea con esto, declaró que”no hay margen para más impuestos pero tampoco para bajarlos”. Al igual que en la Nación, en la provincia se esperan modificaciones tributarias para apalear estos déficit que al día de hoy alcanzan los 15.000 millones de pesos. A pesar de estos números, Lacunza también precisó que los sueldos y aguinaldos de este mes están garantizados, pero al mismo tiempo la gobernadora también solicitará permiso nacional para endeudarse. Para que esto se concrete se necesitarán de los votos de dos tercios de la Legislatura bonaerense.

La emergencia en la provincia de Buenos Aires no es menor, y se suma a la de muchas otras provincias y a la de la Nación misma. Buenos Aires concentra el 36% del PBI del país y reúne el 48% de la industria. Por eso, no es menor la preocupación de todos. Sin embargo, existe un superávit fiscal, debido a que el Estado nacional le aportó este año unos $ 72.000 millones, un tercio de los ingresos de la gobernación, por lo que se supone que Lacunza podrá navegar con calma en este desafío.

En cuanto a política económica-educativa (asunto que el ex viceministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires -Alejandro Finocchiaro, segundo de Esteban Bullrich deberá ver), la gobernadora María Eugenia Vidal recibe una Buenos Aires que es la que menos dinero destina a infraestructura escolar -solamente $ 131 por alumno- y que sólo llega a cubrir el 64% de las vacantes de jardín de infantes.

Estos retos que enfrenta Vidal no son menores; y la forma en la que pueda dar respuesta tampoco lo será. Gran parte de las esperanzas del Frente Cambiemos, así como las de muchos argentinos, están puestas en Buenos Aires. Habrá que esperar.

Buenos Aires en emergencia: Lacunza asumió en economía
80% de 2 votos

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here