Cristina Fernández ya debería estar detenida, razones sobran

La ex Presidente Cristina Fernández ya debería estar presa, por todos los procesamientos pero además por esta última causa donde el Juez Bonadio dejó la responsabilidad a la política, es decir al Congreso, cuando la podía haber detenido y comunicar al Senado. La razón es que el delito que se le imputa es el más grave del Código Penal, y además los fueros son por opiniones o discursos del Senador o Diputado.

El juez Claudio Bonadio dictó el procesamiento con prisión preventiva de Cristina Fernández.

El magistrado federal le solicitó al Senado que inicie inmediatamente el proceso de desafuero de Cristina Fernández. Cree que sólo en actos de guerra se aplica el delito que se le imputa por traición a la patria, que es el delito más grave que existe para los funcionarios y que el Senado no debería rechazar. Es aconsejable que Cristina Fernández lea los artículos del Código Penal:

Art. 214. – Será reprimido con reclusión o prisión de diez a veinticinco años o reclusión o prisión perpetua y en uno u otro caso, inhabilitación absoluta perpetua, siempre que el hecho no se halle comprendido en otra disposición de este código, todo argentino o toda persona que deba obediencia a la Nación por razón de su empleo o función pública, que tomare las armas contra ésta, se uniere a sus enemigos o les prestare cualquier ayuda o socorro.

Art. 215. – Será reprimido con reclusión o prisión perpetua, el que cometiere el delito previsto en el artículo precedente, en los casos siguientes.

1º Si ejecutare un hecho dirigido a someter total o parcialmente la Nación al dominio extranjero o a menoscabar su independencia o integridad.

2º Si indujere o decidiere a una potencia extranjera a hacer la guerra contra la República.

3° Si perteneciere a las fuerzas armadas. (Inciso incorporado por art. 5° del Anexo I de la Ley N° 26.394 B.O. 29/8/2008. Vigencia: comenzará a regir a los SEIS (6) meses de su promulgación. Durante dicho período se llevará a cabo en las áreas pertinentes un programa de divulgación y capacitación sobre su contenido y aplicación)

Estos artículos le son aplicados a su vez por el acuerdo con China, donde se entregó territorio y bases militares. Estos delitos no son excarcelables. La Constitución Nacional sólo garantiza el derecho de opinión o discurso y no este tipo de delito.

Art. 68 Ninguno de los miembros del Congreso puede ser acusado, interrogado judicialmente, ni molestado por las opiniones o discursos que emita desempeñando su mandato de legislador.

Art. 69 Ningún Senador o Diputado, desde el día de su elección hasta el de su cese, puede ser arrestado; excepto el caso de ser sorprendido in fraganti en la ejecución de algún crimen que merezca pena de muerte, infamante, u otra aflictiva; de lo que se dará cuenta a la Cámara respectiva con la información sumaria del hecho.

Las causas que van a llevar a la cárcel a Cristina Fernández

hoy ya tendria que estar detenida por lo dispuesto en el artículo 319 del Código Procesal Penal, el que hicieren presumir, fundadamente, que el mismo intentará eludir la acción de la justicia o entorpecer las investigaciones. Las dos condiciones se dan.

El procesamiento por asociación ilícita y administración fraudulenta agravada que dictó  el juez Julián Ercolini contra Cristina Kirchner no es el primero que recae sobre la ex presidenta.

Ya suman varias causas en la Justicia federal que son motivo de preocupación.

Asociación ilícita dedicada a la corrupción: procesada

El juez Ercolini procesó a la ex mandataria por considerarla “prima facie” coautora penalmente responsable del delito de asociación ilícita en concurso real con el de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública. Además ordenó un embargo por $ 10.000 millones.

El fallo se enmarca en la causa por el direccionamiento de obras públicas viales al grupo Austral. También procesó a los ex funcionarios Julio de Vido y José López y el empresario Lázaro Báez. Según detalla el escrito, a la ex presidenta se la acusa por haber “perjudicado los intereses confiados al violar su deber de administrar y cuidar fielmente los bienes del Estado Nacional que estaban bajo la órbita de su responsabilidad, en función de su calidad de jefa de gobierno y responsable política de la administración general del país”.

Venta de dólar futuro: procesada y elevada a juicio oral

La que la tiene más complicada es en la que fue procesada por el juez federal Claudio Bonadio, por la venta del dólar futuro, en la que Cristina declaró en indagatoria en abril pasado y debió notificarse del procesamiento en julio. La investigación también apunta al ex jefe del Banco Central, Alejandro Vanoli; y el ex ministro de Economía, Axel Kicillof.

El procesamiento fue dictado en mayo pasado, un mes después de la primera indagatoria de Cristina Kirchner, que simbolizó el regreso de la ex presidenta a Buenos Aires. Según Bonadio, las operaciones de la venta de dólar a futuro implicaron la “administración infiel con perjuicio al Estado”.

Lavado de dinero: imputada

Otra de las causas que preocupa a la ex presidenta es por lavado de dinero, en el expediente que investiga el fiscal Guillermo Marijuan. Cristina Kirchner fue imputada luego del testimonio del valijero Leonardo Fariña, quien reveló supuestos sobreprecios en la obra pública. En la causa también está involucrado Báez.

La causa está a cargo del juez federal Sebastián Casanello. El esquema se repite, y también se encuentran imputados varios ex funcionarios de la gestión K, como De Vido. La ex mandataria fue involucrada por Fariña como partícipe del presunto lavado de activos a través de la financiera SGI, conocida como La Rosadita.

Hotesur: investigada

Se trata del expediente por el cual Cristina es investigada por supuesto lavado de dinero junto a Néstor Kirchner. Allí se investiga la relación comercial con empresarios como Báez y Cristóbal López en una operatoria hotelera. Según investigan los jueces Ercolini y Daniel Rafecas, Báez y López habrían alquilado por sumas millonarias las habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner sin ocuparlas.

Los Sauces: procesada

Se trata de la investigación de una de las sociedades que la familia Kirchner utilizó para realizar operaciones inmobiliarias con la empresa de Báez, Austral Construcciones. El expediente también es investigado por Bonadio, el magistrado con el que Cristina mantiene un duro enfrentamiento. De hecho, meses atrás el juez ordenó una serie de allanamientos en las propiedades de la ex presidenta en Santa Cruz.

Cristina es acusada de presunto enriquecimiento ilícito. La operatoria es considerada similar a la de Hotesur, y la sospecha es que los alquileres en verdad eran “sobornos” o “retornos” a los Kirchner por los negocios que les entregaron a Báez y López en los últimos años.

Además investigan irregularidades y contradicciones entre las declaraciones de la sociedad ante la AFIP y los datos asentados en documentos públicos. De hecho, ese fue el motivo por el cual Stolbizer presentó la denuncia por falsificación de documentos públicos.

Causa Nisman: procesada, embargada y con prisión preventiva dictada

Esta causa se desestimó por “inexistencia del delito”, según ordenó en su momento el juez Rafecas, pero el fiscal Gerardo Pollicita por un pedido de reapertura por parte de la DAIA. La investigación se reactivó después que el juez Bonadio le pidiera a Rafecas que le envíe el expediente de la denuncia, ya que investiga en paralelo al ex canciller Héctor Timerman por “traición a la patria”.

A estas hay que agregarle la de Sueños Compartidos, Ciccone, subsidios al transporte y al combustible y tarjeta Sube.

El juez federal Claudio Bonadio  PROCESO a Cristina Fernández de Kirchner, al ex canciller Héctor Timerman y a otros 13 imputados en la causa que se les sigue por encubrimiento del atentado a la AMIA a través de la firma del memorándum con Irán. El expediente se inició por la denuncia que presentó el fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de que fuera hallado muerto en el departamento que habitaba en Puerto Madero.

Además, Bonadio dispuso la prohibición de salida del país para todos los imputados.

El juez federal Julián Ercolini procesó a la ex presidenta Cristina Fernández, a sus hijos Máximo y Florencia, a su detenido contador Víctor Manzanares y al también preso Lázaro Báez en la causa que investiga un multimillonario lavado de dinero proveniente de pago de sobornos, a través de falsos alquileres de plazas hoteleras a la familia presidencial. Todos estos delitos en perjuicio del estado podrían también, en su conjunto, configurar traición a la patria ya que fueron un conjunto de personas que se unieron siendo funcionarios para cometer delitos que menoscabaron la independencia e integridad de la Nación.

Cristina Fernández ya debería estar detenida, razones sobran
80% de 1 voto

Comentarios