Daniel Angelici, el hombre entre las sombras

Antes de ser presidente de los argentinos, Mauricio Macri, fue el presidente de Boca Juniors. Esto no es novedad. Tampoco lo es el hecho de que, luego de su partida, Pedro Pompilio, asumió dicha presidencia, ni que luego del fallecimiento de éste, Daniel Angelici tomó el mando del club de la Rivera. Pero ésta, señores, no es una nota para hablar de Boca o los hinchas de la 12. La cosa es que Macri y Angelici nunca perdieron contacto.

Así es, la figura menos pensada es quien se presenta como el más poderoso de todos los operadores políticos de Macri, más que Marcos Peña, Aquí un resumen del nuevo Lázaro Baez.

El jueves 18 de Octubre del año pasado, “el Tano” Angelici, organizó una pomposa cena con jueces y fiscales de la Nación. De hecho uno de ellos comentó: “Yo pensé que era para promover su reelección en Boca, pero cuando llegué había colegas de otros clubes. Fue claramente político”, El empresario más macrista que Mauricio, estaba preparando el terreno para ser el interlocutor en las causas de alto voltaje político, como las causas de escuchas ilegales (por la que Macri fue sobreseído minutos antes de asumir) y la Causa de Fernando Niembro.

Entre Daniel Angelici y Diego Pirota, son socios y amigos del estudio jurídico de Darío Richarte. El estudio Richarte, fue quien defendió a varios kirchneristas en varias de las causas de corrupción, causas como la del calibre de Hotesur. A excepción de Amado Boudou en la causa Ciccone, se defendió a varios de los que se decía opositores al PRO.

Ahora además el poder del “tano” no se detiene, Para la ex SIDE (AFI) el reelecto presidente “bostero”, mencionó a su antojo varios nombres; como director de Finanzas se nombro a… Juan José Galea, un personaje muy cercano al ex subjefe de la SIDE en tiempos de la Alianza, vale decir, muy cercano al abogado Darío Richarte, Galea quedó envuelto en el escándalo de pago de coimas al Senado para aprobar la ley de flexibilización laboral durante el gobierno de De La Rúa.

Pero ésto aún no acaba. Después de la purga que Macri organizó en la AFi quitando a varias personas de La Cámpora, la Agencia denunció el robo de archivos con “información sensible”. Rápidamente, el macrismo señaló a Fernando Pocino, acérrimo adversario de Jaime Stiuso. Sin embargo las nuevas designaciones de Macri, hacen ver que el PRO intenta recuperar el control de la AFI en manos de Alejandra Gils Carbó, desde el cristinismo (por eso el apuro en quitar del medio a la procuradora).

Para titiritear en la AFI –y la inteligencia telefónica- Macri necesita de Daniel Angelici y nada menos que en Comodoro Py. Por eso “Danielito” como también se lo suele llamar, mantiene una relación fluída con algunos magistrados: María Servini de Cubría, Ariel Lijo, Carlos Stornelli , Raúl Pleé y Gerardo Pollicita. El gran Angelici, ahora parece un pulpo que se extiende como en su momento hicieron Lázaro Baez y Cristobal López. La red de Angelici en CABA alcanza (con nombramientos de su confianza como se explicó párrafos atrás): el Ministerio de Justicia y Seguridad, a cargo de Martín Ocampo, el Consejo de la Magistratura, en el que cuenta con Enzo Pagani.

La diputada omnipresente Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, lo denunció por televisión en el programa de Mirta Legrand. “Angelici se está reuniendo con jueces y fiscales y esto Macri lo tiene que ver. No se puede permitir que vaya a operar”, eso y “Angelici se va a transformar en el nuevo Cristobal López del juego”. El presidente de Boca, es dueño de cuatro bingos que explotan máquinas tragamonedas y usó ese trampolín de dinero para meterse en la política.

El poder no tiene límites y el “tano” tampoco. En la AFA, después del bochornoso empate electoral Segura-Tinelli. Daniel Angelici vio la oportunidad de postularse al sillón de Grondona sin perder tiempo. Lo más relevante de la AFA en este momento es el contrato con el Estado del Futbol Para Todos, por eso en agosto 2015, Angelici, renunció a su cargo de vicepresidente del comité ejecutivo de AFA, y trepó, gracias a tratar de negociar alguna salida al empate electoral, trepó a la Secretaría General; abogando por Armando Pérez, el presidente de Belgrano, para la silla de Don Julio.

¿Adivine usted por quién se optó desde la Secretaría General para el Tribunal de Disciplina de AFA desde 2014?. Sí, no podía ser otro, Darío Richarte, quien además es suplente del “tano” en el comité ejecutivo de AFA a nombre de Boca (esto es, si no puede votar Angelici, vota Richarte).

¿Demasiado largo no?, tal vez, tan largo como explicar la red de contactos del nuevo servidor del oficialismo. El poder no tiene límites ¿se viene una suerte de MacriKirchnerismo?.

Daniel Angelici, el hombre entre las sombras
100% de 1 voto

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here