“Debemos resguardar el núcleo natural primario que es la familia”

El 15 de mayo de 1994, se estableció el día internacional de la familia. En esta oportunidad se celebra el papel que juegan las familias y las políticas orientadas en el fomento de la educación y el bienestar de sus miembros.

El diputado nacional por Córdoba, Juan Brügge, en el marco de la protección y contención de las familias, presentó un proyecto de ley que cuida a las familias numerosas, que abarca aquella integrada por uno o dos ascendientes con cuatro o más hijos en común.

El presente proyecto de ley tiene por finalidad establecer un régimen protector de las familias numerosas como uno de los pilares del crecimiento poblacional argentino, y consecuentemente su desarrollo a lo largo y a lo ancho del territorio nacional.

Al respecto, Brügge expresó, “como demócrata cristiano, soy partidario del respeto y resguardo de la dignidad humana, como valor esencial de la sociedad, para asegurar a todo individuo un desarrollo integral en lo físico-espiritual, como así también, la necesidad de resguardar el núcleo natural primario como lo es la familia”.

El presente proyecto de ley tiene por finalidad establecer mecanismos de fomento y desarrollo de familias numerosas que habiten el suelo argentino, proveyéndole de una cantidad de protecciones que tiendan a su fortalecimiento, en búsqueda de la igualdad que deben necesariamente detentar con otras familias, que teniendo menos integrantes, hace que le sea más sencillo, no sólo el sostenimiento económico sino el desarrollo personal de cada uno de los integrantes.

En su articulado, el proyecto contempla a los hijos menores que estén cursando estudios regulares, los que posean certificado de discapacidad o estén incapacitado para trabajar, los que convivan con cualquiera de los padres, pudiendo ser hijos de cualquiera de ambos convivientes o esposos. El padre o la madre separados o divorciados, con cuatro o más hijos en común, aunque estén en distintas unidades familiares, siempre que se encuentren bajo su dependencia económica, aunque no vivan en el domicilio conyugal o de convivencia.

“En especial, las llamadas familias numerosas, presentan una problemática particular por los costos que representan para ellas el cuidado y educación de los hijos o el acceso a bienes y servicios en general, y en particular a una vivienda y movilidad adecuadas a sus necesidades”, explica Brügge.

“Debemos resguardar el núcleo natural primario que es la familia”
100% de 2 votos

Comentarios