Devoto: enterate cómo será la nueva cárcel a la que irán los presos

El Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, conocido como cárcel de Devoto, será trasladado a la localidad bonaerense de Marcos Paz, donde se construirá un nuevo penal para albergar a los internos.

El nuevo Complejo Penitenciario (CPF V) será construido en un terreno que cuenta con 190 hectáreas. De ese total se usarán 125 hectáreas, el resto quedará reservado a futuras ampliaciones. La capacidad exacta en principio será de 2240, repartidos en cuatro unidades penitenciarias.

La superficie cubierta aproximada será de 65.000 m2. Cada unidad tendrá un edificio de ingreso, control de visitas y administración penitenciaria. Además tendrán un edificio de programas y servicios, que contará con un sector para la atención primaria de la salud de los internos, locutorios y salas de videoconferencias, un área para visitas grupales y otra para visitas íntimas, talleres de trabajo y capacitación laboral más una zona de distribución de alimentos.

Además, cada unidad tendrá su campus con cinco sectores independientes con canchas de fútbol y zona de huertas. Las unidades estarán divididas en módulos con dos pabellones cada uno. Las celdas serán para dos internos. Son celdas húmedas (es decir, con baño incluido). Habrá un salón de día y un patio de expansión para cada pabellón.

Además, habrá algunos pabellones colectivos. Con respecto al funcionamiento educativo (en Devoto hoy funciona el centro universitario de la UBA), fuentes oficiales indicaron que cada unidad dentro del nuevo complejo tendrá su propio sector, tal como funciona hoy en los penales de Marcos Paz y Ezeiza.

Fuera del perímetro de seguridad habrá un edificio de ingreso y registro de visitas al penal, la Dirección General del complejo, un comando de seguridad externa, la portería y una planta de tratamiento de efluentes.

En cuanto a la energía, se apuesta a una arquitectura sustentable. Todo esto forma parte del anteproyecto ejecutivo que se llevará a licitación. El presupuesto aproximado será de 130 millones de dólares.

La adjudicación y el comienzo de la obra serán en agosto de este año, y se espera que esté finalizado para 2020, cuando se llevará a cabo el traslado. Nación colaborará técnica y financieramente en el proceso.

“Hoy Devoto está al límite de la capacidad, estamos avanzando con otras obras para ir trasladando a los presos que se pueda, para que se llegue a 2020 con una cantidad menor de detenidos”, informó el ministro de Justicia, Germán Garavano.

“El traslado principal es en dos años, cuando la cárcel esté terminada. Son dos años y medio teniendo en cuenta el medio año de la licitación”, agregó. Y comparó el proyecto con el traslado de la Unidad 9, de Neuquén.

“Esa cárcel está en el centro, la fuimos vaciando de a poco, trasladando a los internos a Senillosa, a unos 30 kilómetros. Hoy está casi vacía. En el terreno, la Provincia evalúa hacer un parque y centros culturales”.

“Hoy Devoto tiene una situación de hacinamiento y precariedad que no permite que se lleven a cabo dignamente actividades laborales, esparcimiento, etc. Esas mejoras están contempladas con el nuevo penal. El Centro Universitario va a tener un lugar de privilegio, con aulas preparadas especialmente. Va a ser fortalecido”, añadió Garavano y aseguró que el proyecto “cumple con los estándares de Naciones Unidas”.

El terreno liberado en la Ciudad será destinado a generar más espacios públicos en la Ciudad. El 65% del terreno liberado va a usarse para la creación de espacios públicos, mientras que el 35% restante será utilizado para la construcción de viviendas, informó el gobierno porteño.

Devoto: enterate cómo será la nueva cárcel a la que irán los presos
100% de 1 voto

Comentarios