El desarrollismo según Álvaro Alsogaray

Si el ingeniero Alsogaray siguiese vivo, creo que iría a practicarle un bitchslap a Mauricio Macri por tibio. En su libro “Bases liberales para un programa de gobierno“, Alsogaray nos da una breve definición de desarrollismo:

“El desarrollismo representa en el país una versión vernácula de las viejas ideas mercantilistas y proteccionistas de los siglos pasados, que siempre encuentran trasnochados adherentes en la época actual. Los desarrrollistas pretenden “forzar el desarrollo” concediendo privilegios a un determinado número de empresas dispuestas a trabajar dentro de ciertas prioridades fijadas por los funcionarios. Esas empresas tendrían la propiedad de producir un “efecto multiplicador” capaz de dinamizar la economía en general. No importa el costo de esos privilegios ni quién los paga; aun trabajando a pérdida esas empresas estarían “impulsando el desarrollo”.

En realidad, en la Argentina el desarrollismo fue más un eslogan político que una concepción económica, pero sus propuestas dieron lugar a profundas distorsiones, principalmente en el campo industrial (hola UIA), llevando al cierre de la economía, a toda posibilidad de producir a precios internacionales (hola Lumilagro) – y, por lo tanto, de competir en el exterior (hola Moreno) – y a una insostenible autarquía (hola Kiciloff). Lo malo del desarrollismo reside en que conduce a una pésima asignación de recursos a pérdidas económicas que naturalmente paga toda la población, a desarollar una mentalidad proclive a los emprendimientos faraónicos (hola Kris) y a abrir el camino de la corrupción de los grandes negocios “dirigidos”. (hola la Cámpora, Cc Aerolineas Argentina, YPF y la mitad del país).”

Como vemos, vos Macri no sólo que no sos desarrollista si no que te ponés una soga al cuello atándote a quienes han destruído a este país. Copate, desarrollá testículos.

Cierra el ingeniero diciendo:

“Estatismo, intervencionismo, desarrollismo e inflación configuran así el sistema económico que, implantado por Perón hace más de cuarenta años, perdura todavía. Ese sistema representa, como he dicho, una constante de la vida argentina durante todo ese prolongado lapso, con las brevísimas excepciones apuntadas. En mi opinión, él es el responsable de la decadencia argentina, del retroceso del país del lugar que ocupábamos entre los primeros diez países del mundo(…)”.

Genio.

El desarrollismo según Álvaro Alsogaray
100% de 1 voto

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here