El ex vicepresidente, frente al primero de tres juicios orales

A partir de hoy, el ex vicepresidente Amado Boudou afrontará su primer juicio oral por la causa en la que está acusado de haber inscripto a su nombre un auto cuya documentación es falsa.

Se trata de un Honda CRX Del Sol modelo 92, que fue inscripto en 2003 a nombre del ex ministro pero se detectó que la documentación con la que se hizo el trámite era apócrifa.

Boudou debió presentarse a las nueve de la mañana ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de la Capital, integrado por los jueces Gabriel Eduardo Vega, José Antonio Michilini y Adrián Grünberg. Interviene la fiscal Stella Maris Scandura.

La Cámara de Casación rechazó los pedidos de Boudou, y no queda otra alternativa que elevar la causa a juicio oral y fijar la fecha en la causa Ciccone, quedan los otros funcionarios que colaboraron y participaron, pero en especial los que coordinaron estos ilícitos. Uno falleció, Néstor Kirchner, y la otra, Cristina Fernández. Además, queda pendiente procesar a toda esta banda por la negociación de la deuda con Formosa.

El juez federal Ariel Lijo suspendió la audiencia que estaba prevista para el día 19 de diciembre de 2016 y luego se trasladó a marzo del 2017 en la que se tomó declaración indagatoria al ex vicepresidente Amado Boudou, en la causa en que está acusado por la renegociación supuestamente irregular en 2009 de la deuda pública de la provincia de Formosa cuando él era ministro de Economía.

Los investigadores creen que la reestructuración de la deuda provincial de Formosa fue la antesala de la operación para levantar la quiebra de Ciccone Calcográfica, por la que el ex vicepresidente está a punto de ser enviado a juicio oral.

Boudou, como ministro de Economía, y el gobernador formoseño Gildo Insfrán -quien fue acusado por el fiscal Carlos Rívolo pero no llamado a indagatoria por Lijo- acordaron un pago de 7,5 millones de pesos a la empresa The Old Fund, de Alejandro Vandenbroele, por servicios de la reestructuración de la deuda pública formoseña.

Las citaciones habían sido pedidas por el fiscal del caso, Jorge Di Lello, y así fueron convocados Echegaray, Daura; Pablo Jorge Amato y Jorge Enrique Capirone, de la Compañía de Valores Sudamericana (la reemplazante de la ex Ciccone Calcográfica), así como los integrantes de The Old Fund, Máximo Lanusse, Sergio Gustavo Martínez, Juan Carlos López (vinculado comercialmente a Vandenbroele); al gerente de Compras y Contrataciones de la Casa de Moneda, Juan Biasin, y la jefa de Área de Importaciones de Casa de Moneda, Analía Istueta. Todos ellos ya han declarado y comenzó a correr el tiempo para que queden procesados.

Cuando realicé la denuncia por la causa Boudou-Ciccone, tenía dos razones fundamentales: una, ya no teníamos la auditoria del FMI por lo cual podía comenzar el relato, pero si además se quedaban con la máquina de hacer billetes, bonos y otros valores, en forma privada. Era el cierre perfecto para emisión descontrolada, además la falta de registración de bonos. Por eso, es muy importante que el juez haya tomado la indagatoria al ex director de la AFIP Ricardo Echegaray, el día 26 de octubre, a la ex presidenta de la Casa de la Moneda, figuras alcanzadas por el hecho.

Ricardo Echegaray (ex titular de la AFIP): Está acusado de facilitar el levantamiento de la quiebra de Ciccone y permitir su control por Boudou.

Katya Daura (ex titular de la Casa de Moneda): Primero suspendió la compra de máquinas impresoras y luego licitó la impresión de billetes.

Jorge Brito (Presidente del Banco Macro): El juez sospecha que, junto a otros empresarios, habría aportado fondos para capitalizar Ciccone y evitar su quiebra.

A todas estas personas se le agregan no menos de ocho cercanos a Boudou y Casa de la Moneda. Cómo era posible coordinar todo ese accionar delictivo sin una autoridad superior, y esa autoridad el ex presidente Kirchner, ideólogo de todo ésto, luego la continuadora, Cristina Fernández.

El juez Valenti, de Uruguay, pidió la extradición de Vanderbroele por lavado de dinero en la causa Ciccone, y después vienen otros. Ésto demuestra la actividad que esta realizando la justicia internacional y después de ésto, sigue la causa que se está tramitando en España. Si bien fue procesado y pedida la elevación a juicio oral del ex vicepresidente de la República Amado Boudou y otros, faltan más funcionarios y la conexión internacional.

El ex vicepresidente, frente al primero de tres juicios orales
100% de 1 voto

Comentarios