Hablemos con libertad: la herencia social que deja la inflación

Esta semana en Hablemos con Libertad, reflexionamos acerca de la herencia económica que el macrismo toma y cómo llevar adelante un gobierno de recomposición del Estado sin afectar a nuestra sociedad con más inflación.

En una interesante y profunda editorial, Yamil Santoro y Nicolás Lucca, analizan el giro discrecional de dinero hacia los medios públicos (con el ejemplo puntual del diario Tiempo Argentino y CN23). Lucca comenta, «en CN 23 había 134 personas entre personal técnico, y Tiempo Argentino tenía 700 periodistas –cuando La Nación tenía solo 200» y continúa, «ese es el problema de la pauta publicitaria y de la inflación que algún día la justicia tendrá que investigar respecto a los empresarios de medios de la última década; en algunos medios parece que estuvieran lavando plata. Cuando se subsidia consumo, transporte, servicios, etc., tu mejora de poder adquisitivo es ficticia porque te dan dinero para que no te enteres que ya nos sos de clase media.»
Yamil Santoro completa: «cuando el gobierno inyecta dinero por vía discrecional, se crean burbujas que no responden a un genuino interés social; se generan situaciones ficticias donde es muy difícil explicar los números y las cuentas a pagar, al solucionarse, y detallar correctamente esos números lamentablemente hay gente que se queda sin empleo» y surgen siempre después los análisis de, qué es lo que se quiere cuidar, enviar subsidios a tratar de generar una industria que puede ser competitiva o estás obligando a contribuyentes a pagar más por servicios de igual o peor calidad que el resto, cuando se da la crisis del 2001, sale la ley de Emergencia Económica que suspende la actualización automática de tarifas. El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, quiso tocar las tarifas de impuestos el Defensor del Pueblo logró presentar una medida cautelar. El macrismo puso en evidencia que perfectamente podías superar esta emergencia; al mismo tiempo el kirchnerismo prefirió justificar la lógica de bienestar a costa de muchos subsidios.

Del mismo modo, en nuestra entrevista del día, el doctor, José Luis Espert nos explica los motivos del cierre del acuerdo con los holdouts: «uno de los temas que ha resultado difícil es mantener un default de los últimos 15 años, más un desacato a la justicia estadounidense, una justicia que Argentina necesitó para colocar deuda y para hacer canjes de esa deuda. También veo correcto que se cierre el capítulo con el campo; no es posible hacerle guerra a uno de los sectores más competitivos que hay». Sobre el ajuste agrega: «el ajuste aún no empezó, y hay dos modos de hacerlo: gradual, pero corregirlos gradualmente deja mis dudas sobre si es tolerable para la sociedad. O lograr un ajuste brusco, en el que, primero se debe bajar el gasto público, y para hacer una corrección gigante, primero tenés que lograr apoyo local e internacional». Asimismo, sobre la inflación opino que, «es un fenómeno monetario; la oferta de dinero, es exorbitante ya que hay exagerada emisión, por la demanda de dinero, si la inflación es alta los salarios deben ser más altos; mayor exigencia monetaria. Los índices de precio suben al ajustar tarifas y eso en el corto plazo genera inflación también». Si el macrismo ajusta y reacomoda todo, en abril comenzarán a verse los primeros resultados.

En cuanto respecta a la herencia dejada en Estados Unidos por Barack Obama, el problema no reside sólo en la inflación sino también en sus costos políticos y sociales. el sistema de colegios electorales, resulta mucho más federal que otros pero, a diferencia de Argentina, donde es más representativa la densidad demográfica que define los votos de candidatos, «En Estados Unidos, pesa la cuestión de, si debe ser más representativa la densidad demográfica de votantes o la conformación del Estado; en un país con tantos sectores productivos como es Estados Unidos, lo que debe preocupar es la conformación del propio Estado, que funciono bien 150 años y muy mal los últimos 20». Texas es un Estado importante para demócratas y republicanos al igual que California ya que de allí surgen la mayoría de los delegados de cada candidato. «Ya que en Estados Unidos se vota cuántos delegados tendrá cada candidato y no sólo el candidato en cuestión». Hillary Clinton posee apoyo y encabeza las encuestas en 10 estados, Donald Trump en 8. Estados unidos debe ver cómo sus políticas y las propuestas de cada candidato llegan a las zonas agrarias, la metrópolis y la industria. En definitiva, ser tolerables para todos los estratos de la sociedad.

Podés escuchar el programa completo acá:

 

 

Hablemos con libertad: la herencia social que deja la inflación
100% de 4 voto[s]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here