Hallan cadáver del custodio de Gils Carbó

El pasado miércoles hallaron muerto de un disparo en la cabeza a un custodio de la Procuradora, Alejandra Gils Carbó; se trata de Sebastián Rivero. Rivero tenía 25 años y era agente de la Policía Federal.

La propia familia lo encontró en su casa de la localidad de Sarandí, según informes, a las 5 de la mañana, se contactó con un amigo, antes de entrar a bañarse para luego ir al trabajo. Fue con la última persona con la que habló y la última que lo vio con vida. El ex agente, había sido previamente custodio de los ex Jefes de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich. Ahora, toda la Policía intenta esclarecer las circunstancias de la muerte del custodio.

En circunstancias que aún no logran determinarse, pero con fuertes sospechas de un suicidio, uno de los investigadores dijo que dentro de la escena del crimen “no hay signos de criminalidad ni de la presencia de terceras personas junto al custodio ni en la escena”. El aparente suicidio, ocurrió en horas del mediodía de dicho 16 de marzo.

El suboficial de la Policía Federal (PFA) asignado como custodio de todo el Ministerio Público Fiscal (MPF), se cree, habría anticipado su final por textos de su celular diciéndolo en una serie de mensajes de despedida que le envió por WhatsApp a un amigo. No está bien claro si fue el mismo amigo al que le había hablado a las 5 AM.

Hacía tan sólo cinco meses que Sebastián Rivero había egresado como suboficial de la PFA, a partir de allí, fue asignado a custodio privado en el ámbito del Ministerio Público Fiscal –junto a otros 19 agentes- pero no trabajó nunca en forma personal con la jefa de los fiscales; por esta designación, Rivero también fue custodio de Medina y Capitanich. Ahora cabe la pregunta ¿Por qué dejan a un primero recién egresado, y segundo jóven agente arriesgar la vida por tres de las personas más polémicas de la Nación?

Por el momento el fiscal de Avellaneda a cargo de la causa, Mario Prieto, reconoció que “todo se inició porque un amigo de Rivero se preocupó por el tenor de los mensajes que le estaba enviando por Whatsapp. Ese amigo llamó a la dueña de la propiedad y le pidió que ingresara a la vivienda porque temía que el policía se hubiera quitado la vida”.

Incluso, los peritos ya observaron en el perfil de Whatsapp de la víctima; que en el casillero de estado donde los usuarios suelen poner disponible, ocupado, etc. Rivero había puesto como mensaje, “feliz y en paz por fin”.

Allegados y vecinos del ex agente, cuentan que sufría constantes ataques de pánico. También se supo que vivía solo en su domicilio y se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico –medicación incluida- desde hacía algunos meses. Se asegura desde sus amigos que el custodio del MPF había intentado quitarse la vida en variadas ocasiones previas.

Ahora, El fiscal Prieto ordenó una batería de pericias, entre las cuales estaban la autopsia en la morgue judicial de Lomas de Zamora y la técnica del barrido electrónico en las manos del custodio para detectar rastros de la deflagración de un disparo.

Hallan cadáver del custodio de Gils Carbó
100% de 1 voto

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here