La Cámara Federal avaló el peritaje de GNA sobre Nisman

La Cámara Federal confirmó la validez de la pericia interdisciplinaria de la Gendarmería que determinó que el fallecido fiscal Alberto Nisman fue asesinado, al rechazar un planteo de nulidad del acusado Diego Lagomarsino.

La Sala II de la Cámara Federal, que integran los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun, ratificó que la pericia es válida como una prueba más en la causa que investiga la muerte de Nisman en enero de 2015.

La defensa de Lagomarsino sostuvo que “las conclusiones a las que arribó el informe interdisciplinario encomendado a Gendarmería Nacional resultan carentes de fundamentación y han sido elaboradas con la finalidad de buscar la confirmación de una hipótesis predefinida”.

Los abogados de Lagomarsino, Gabriel Palmeiro y Martín Chasco, habían argumentado que los resultados de la pericia encomendada a Gendarmería resultaron “carentes de fundamentación” y fueron elaborados “con la finalidad de buscar la confirmación de una hipótesis predefinida, llevando idénticas falencias el practicado por los peritos de la querella representada por las hijas” del fallecido fiscal.

Para la defensa del técnico informático, que ya fue indagado como supuesto partícipe primario y cuya situación procesal debe definir el juez federal Julián Ercolini, la pericia es inválida porque hubo “direccionamiento” y además “ruptura de la cadena de custodia” de las pruebas y “autocontradicción” de los peritos.

Según el informe de la fuerza de la Gendarmería, que solicitó el fiscal Eduardo Taiano, existió un plan para hacer parecer que Nisman se había suicidado. Los expertos que aportó la defensa de Lagomarsino para el peritaje elaboraron un dictamen en disidencia donde aseguran que Nisman se suicidó.

El supuesto colaborador de Nisman se fue de las torres de Le Parc al atardecer del sábado 17 de enero de 2015 tras reunirse con el fiscal. Según su versión, el fallecido fiscal le pidió que le llevara un arma porque tenía miedo por sus hijas, quienes estaban de viaje.

Según el informe de Gendarmería, Nisman murió entre las 2 y las 3 de la mañana del domingo 18 de enero y no a las 9 de la mañana, como indicaron los peritos de la Corte Suprema. Por su parte, los defensores de Lagomarsino sostienen que Nisman murió entre las 11 y las 13 del domingo.

El 14 de noviembre pasado, Lagomarsino declaró como acusado del homicidio del fiscal y dijo que la relación que lo unía a él era de “amo-esclavo”. Ante el juez Ercolini, el técnico informático dijo que por ese vínculo no pudo negarse cuando Nisman, su jefe, le pidió que le prestara un arma.

La Cámara Federal avaló el peritaje de GNA sobre Nisman
100% de 1 voto

Comentarios