Ley jubilatoria: su modificación no afecta jubilaciones y asegura aumentos

Esta es la ley jubilatoria que se aprobó en el Congreso de la Nación. Es imposible sacar de donde no hay, los fondos del ANSES, se lo gastaron en Fútbol Para Todos, novelas, etc. Lo que hace esta ley es modificar en el futuro, no toca ningún fondo, ya que ese fondo está quebrado, además comenzó una etapa de crecimiento del PBI. Es necesario que se cambiara la fórmula, ya que la anterior nunca tuvo en cuenta el costo de vida, que era falso y mentiroso. A partir de ahora el costo de vida es la base, con un agregado de recuperación, por lo tanto la actualización trimestral nunca va a ser inferior al verdadero costo de vida.

El proyecto oficial de Reforma de la ley jubilatoria cambia la fórmula de movilidad para unos 17 millones de beneficiarios, entre jubilados, pensionados, pensiones no contributivas, asignaciones familiares y AUH.

Ajuste trimestral de la ley jubilatoria

Con la nueva fórmula, el incremento de haberes dispuesto para marzo será menor que con el esquema anterior. Los jubilados deberán esperar hasta junio para que ésta se compense.

Con la actualización propuesta los haberes tendrán una mejora real de 1,5% en 2018, y de 4,6% hasta 2019. Recién entonces igualarán el poder adquisitivo máximo de septiembre de 2015.

Poder de compra

En la nueva ley jubilatoria se consensuó la incorporación del índice de salarios, con una ponderación del 30% en la fórmula de cálculo del aumento de haberes. El IPC determinará el restante 70%.

Empuje de los salarios

Con el esquema vigente, los haberes reales caen cuando la inflación sube. El Gobierno prevé proteger mejor su valor real con la nueva fórmula.

Menos volatilidad

La reforma tributaria quita al ente recursos recaudados por el Impuesto a las Ganancias y los compensa sólo parcialmente con ingresos por Créditos y Débitos.

Recursos de Anses

El Gobierno procura que el financiamiento del sistema de seguridad social dependa menos de las rentas generales y más de las contribuciones por beneficios futuros.

Los que se jubilen a partir de ahora a los 65 años, cobrarán el 82% A su vez se pagaran las sentencias firmes durante el año 2018 “mientras que en la epoca k esperaban que se murieran.

Lo comparto para que me digan donde dice que se reducen las prestaciones o que le sacaran beneficios y derechos adquiridos algún beneficiario, tampoco encuentro donde informan que no se podrá jubilar alguna persona.

El Gobierno no sabe comunicar y la oposición más recalcitrante se encarga de confundir. Lamentablemente estamos ante otro caso como el de Santiago Maldonado, se desinforma y se utiliza para confundir.

Art. 1°- Sustitúyese el artículo 32 de la Ley N° 24.241 y sus modificaciones, el que quedaráredactado de la siguiente forma.

“Art. 32- Movilidad de las prestaciones.

Las prestaciones mencionadas en los incisos a), b), c), d), e) y f) del artículo 17 de la Ley N° 24.241 y sus modificaciones, serán móviles.

La movilidad se basará en las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacionalelaborado por el INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS (INDEC), conforme lafórmula que se aprueba en el Anexo de la presente Ley, y se aplicará trimestralmente en los meses demarzo, junio, septiembre y diciembre de cada año calendario.

Dicha movilidad será incrementada en el mes de junio de cada año con el cinco por ciento (5%) dela variación porcentual real del Producto Interno Bruto (PIB).

En ningún caso la aplicación de dicha fórmula podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario”.

La movilidad se basará en las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el INDEC, conforme la fórmula que se aprueba en el Anexo de la presente Ley, y se aplicará trimestralmente en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año calendario

Art. 2°- La primera actualización en base a la movilidad dispuesta en el artículo 1° de la presente, se hará efectiva a partir del 1° de marzo de 2018.

Art. 3°- Sustitúyese el artículo 2° de la ley 26.417 el que quedará redactado de la siguiente forma:

“Art. 2°.- A fin de practicar la actualización de las remuneraciones a las que se refiere el artículo 24, inciso a) y las mencionadas en el artículo 97 de la ley 24.241 y sus modificaciones, se aplicará un índice combinado entre el previsto en el inciso b) del apartado I del artículo 5° de la ley 27.260 y su modificatorio y el índice establecido por la Remuneración Promedio de los Trabajadores Estables.

Art. 4°- Encomiéndase a la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, a realizar el cálculo trimestral de la movilidad y su posterior publicación.

Capítulo II.

Haberes Mínimos Garantizados.

Art. 5°- Incorpórase como artículo 125 bis de la ley 24.241 y sus modificaciones el siguiente:

“Artículo 125 bis.- El Estado nacional garantiza a los beneficiarios de la Prestación Básica Universal (PBU) que acrediten treinta (30) años o más de servicios con aportes efectivos, el pago de un suplemento dinerario hasta alcanzar un haber previsional equivalente al ochenta y dos por ciento (82%) del valor del Salario Mínimo Vital y Móvil, instituido por el
artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias vigente en cada período.

La presente garantía no resulta aplicable a los beneficiarios que hubiesen accedido a la Prestación Básica Universal por aplicación de la ley 24.476 modificada por el decreto 1.454 del 25 de noviembre de 2005, por el artículo 6° de la ley 25.994 o por la ley 26.970, todas ellas con las modificaciones introducidas por los artículos 20 a 22 de la ley 27.260.”

Art. 6°- La Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social establecerá las pautas de aplicación relativas a la liquidación del suplemento previsto en el artículo 5° de la presente.

Capítulo III.

Facultad del empleador para intimar al trabajador a jubilarse.

Art. 7°- Sustitúyese el artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias el que quedará redactado de la siguiente forma.

“Artículo 252.- A partir de que el trabajador cumpla setenta (70) años de edad y reúna los requisitos necesarios para acceder a la Prestación Básica Universal (PBU) establecida en el artículo 17, inciso a) de la ley 24.241 y sus modificaciones, el empleador podrá intimarlo a que inicie los trámites pertinentes, extendiéndole los certificados de servicios y demás documentación necesaria a esos fines. A partir de ese momento, el empleador deberá mantener la relación de trabajo hasta que el trabajador obtenga el beneficio y por un plazo máximo de un (1) año.

Lo dispuesto en el párrafo precedente no afecta el derecho del trabajador de solicitar el beneficio previsional con anterioridad al cumplimiento de los setenta (70) años de edad.

Concedido el beneficio o vencido dicho plazo, el contrato de trabajo quedará extinguido sin obligación para el empleador del pago de la indemnización por antigüedad que prevean las leyes o estatutos profesionales.

La intimación a que se refiere el primer párrafo de este artículo implicará la notificación del preaviso establecido por la presente ley o disposiciones similares contenidas en otros estatutos, cuyo plazo se considerará comprendido dentro del término durante el cual el empleador deberá mantener la relación de trabajo.”

Art. 8°- A partir de que el trabajador reúna los requisitos necesarios para acceder a la Prestación Básica Universal (PBU) establecida en el artículo 17, inciso a) de la ley 24.241 y sus modificaciones, el empleador deberá ingresar los aportes del trabajador y con respecto a las contribuciones patronales, únicamente aquellas con destino al Régimen Nacional de Obras Sociales de la ley 23.660 y sus modificaciones y las cuotas del Régimen de Riesgos del Trabajo de la ley 24.557 y sus modificaciones.

Art. 9°- Incorpórase como último párrafo del artículo 253 de la Ley de Contrato de Trabajo 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias el siguiente.

“También es aplicable lo dispuesto por el presente artículo al trabajador que sigue prestando servicios sin interrupción a las órdenes del mismo empleador, luego del goce del beneficio de la jubilación, considerándose la fecha del acuerdo de la prestación como inicio del cómputo de la antigüedad posterior al mismo.”

Art. 10.- Quedan excluidos de lo establecido en este Capítulo, los trabajadores del sector público aunque los organismos en los que presten servicios se rijan por la Ley de Contrato de Trabajo 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias).

Ley jubilatoria: su modificación no afecta jubilaciones y asegura aumentos
90% de 2 votos

Comentarios