Mauricio Macri presentará un ambicioso programa de gobierno

El encuentro de hoy en el Centro Cultural Kirchner con Mauricio Macri tiene un sentido más amplio que un acuerdo, y, sobre todo, más profundo. Se trata de saldar una vieja deuda que tiene la Argentina, algo que no logró la dirigencia al menos desde la recuperación de la democracia, en 1983: alcanzar acuerdos básicos. Puntos sobre los que no importan ni el partido político ni la ideología. Terminar con el país pendular, donde el que llega al poder destruye al que se fue.

El mensaje que dará Mauricio Macri hoy al mediodía ante gobernadores, dirigentes políticos, jueces, sindicalistas y empresarios será muy sencillo: los invitará a acompañarlo en la puesta en marcha de un “gran acuerdo nacional”.

Los ejes que presentará Mauricio Macri incluyen temas macroeconómicos, institucionales y de educación. Todo incluido en dos objetivos fundamentales: la creación de empleo y la reducción de la pobreza.

En los últimos días el jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue el encargado de bajar el mensaje a la tropa. Se trata de la puesta en marcha de “una cajita conceptual”, según les explicó el ministro coordinador a sus colaboradores. ¿Qué significa esto? Poner dentro de “la caja” sólo los temas en los que se pueden acordar políticas de largo plazo entre el oficialismo, la oposición, la Justicia y los empresarios.

“No es un programa de gobierno o un llamado a otra forma de gobernar, sino algo tan básico como ponernos de acuerdo en cuestiones fundamentales que logren que este crecimiento sea sostenible en el tiempo”, explicó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

El Presidente considera que llegó el momento de sentarse a discutir los temas que “tienen que quedar fuera de la agenda político-partidaria”. El contundente triunfo en las elecciones legislativas terminó de consolidar su poder, ya no hay debates en torno a la gobernabilidad de un hombre que llegó al Poder Ejecutivo sin pertenecer al peronismo o al radicalismo. Incluso, hoy nadie pone en duda que Macri está en condiciones de ir por la reelección.

Hoy será el primer paso. Pero ya asoma en el cronograma un segundo encuentro, esta vez sólo con los gobernadores. Será el 9 de noviembre en la quinta presidencial de Olivos. Ahí, en medio del debate sobre temas de agenda común, el Presidente volverá a insistir.

Mauricio Macri dará un discurso de unos 30 minutos. Frente a él estarán los hombres y mujeres más poderosos de la Argentina: los mandatarios provinciales, salvo el sanjuanino Sergio Uñac, que se encuentra de viaje, y la cúpula de la CGT. Además, estarán los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, con su presidente, Ricardo Lorenzetti, a la cabeza. Los jefes de las bancadas de ambas cámaras y las cámaras empresarias.

Si bien habrá una asistencia casi perfecta, una de las pocas dudas es la presencia de Héctor Recalde, jefe de la bancada del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados. “Es algo que intentaron todos los presidentes”, dijo uno de los hombres fuertes del peronismo que aplaudirán al Presidente desde las primeras filas. “¿Por qué vamos? Ganó por más del 40 por ciento, no nos podemos hacer los boludos”, lanzó el hombre de mil batallas y referente del sindicalismo.

Una vez cumplida la formalidad de esta presentación, comenzará la discusión por la financiación de las provincias. Como adelantó anteayer, el Gobierno buscará replicar las decisiones de los gobiernos bonaerense y porteño en el resto del país. Es decir, que los gobernadores apliquen en sus distritos un plan que integre cambios impositivos -Ingresos Brutos y el impuesto al cheque-, una reducción del gasto político y controlar las cuentas de los municipios.

Ése es el camino que les presentará Macri a los gobernadores para avanzar en una nueva ley tributaria y de responsabilidad fiscal. Desde la Casa Rosada ya dan por descontada la aprobación en el Congreso del presupuesto. De esto se hablará el 9, en Olivos.

Pero no habrá todavía, según adelantaron fuentes cercanas al Presidente, un debate fino sobre el reclamo de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, por la actualización del Fondo del Conurbano. Es que el Gobierno no actuará hasta que la Corte Suprema dé su veredicto.

Otra de las reformas que el oficialismo quiere aprobar antes de fin de año es la de la ley del Ministerio Público Fiscal, que tiene por meta echar a la procuradora Alejandra Gils Carbó. El nuevo mecanismo que se planteará en el Parlamento ya está decidido: la remoción de la jefa de los fiscales será por mayoría simple del Congreso. Los tiempos se aceleran y la agenda de temas crece con las horas. Con poco más de un mes por delante, el Presidente ya tiene decidido avanzar con el llamado a sesiones extraordinarias en caso de ser necesario.

El resto de los temas se tratará “sector por sector” y siempre la premisa será “el gradualismo”. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, continuará con las negociaciones con los sindicatos. Nicolás Dujovne (Hacienda) y Francisco Cabrera (Producción), con los empresarios. Y así será con el resto de las áreas, aunque aún no fue oficializado el cronograma de encuentros.a

Hoy Macri conseguirá una foto de la que hasta ahora había rehuido. Una imagen con la que escenificará su fortaleza por primera vez desde que asumió el Poder Ejecutivo.

Recalde dijo que no irá a escuchar a Mauricio Macri porque “no tiene sentido”

El jefe del bloque de diputados del FPV, Héctor Recalde , adelantó que hoy no estará presente en el acto donde el presidente Mauricio Macri propondrá una serie de reformas legislativas, laborales y económicas. Consideró que “no tiene sentido” asistir.

“No voy a ir a la convocatoria de mañana del Presidente. Una reunión así no tiene sentido”, dijo sobre el acto al que están convocados gobernadores, sindicatos, empresarios, jefes de bloques parlamentarios, jueces y miembros de la Corte Suprema. Aunque admitió: “Estoy interesado en leer cuáles serán los contenidos […] Vamos a ver qué pasa”.

En ese sentido, Recalde, abogado laboralista y ex asesor de la CGT, sostuvo: “Mejor que estar ahí sentadito leeré después el informe. Auguro, no va a ser lo que yo pienso para el futuro”, dijo. Y, sin conocer los detalles, advirtió sobre un posible “riesgo de seguridad jurídica”. De todas formas, aseguró: “El debate institucional lo vamos a realizar en el Parlamento”.

Recalde, al igual que la mayoría del kirchnerismo, estuvo ausente en la sesión donde la Cámara de Diputados le quitó los fueros a Julio De Vido para que pudiera ser detenido.

Mauricio Macri presentará un ambicioso programa de gobierno
100% de 0 votos | Dale un puntaje a esta nota

Comentarios