Nicolás Caputo vendió su empresa constructora a TGLT

Nicolás Caputo, el “hermano de la vida” del presidente Mauricio Macri, vendió la parte mayoritaria de su Caputo SAICF, dedicado al desarrollo inmobiliario, al grupo TGLT, perteneciente a Federico Weill.

Según informó la propia compañía en un comunicado, TGLT adquirió 138.262.489 acciones ordinarias de la empresa (un 82,32 por ciento del total) a 0,79 dólares cada una, por lo cual la operación se cerró en 109 millones de dólares.

“TGLT refuerza así su actividad de desarrollo inmobiliario y se expande al negocio de la construcción”, afirmó la empresa, que también anticipó que realizará una oferta pública por el 17.68% restante.

“Con la toma de control de Caputo S.A.I.C.F., TGLT mejorará sustantivamente su capacidad de construcción y hará más eficiente su estructura de costos. Esta adquisición coloca a TGLT en una posición óptima para capitalizar las oportunidades que presenta el crecimiento del sector de la construcción en Argentina, tanto en los segmentos de real estate como en el de grandes obras de infraestructura, incluyendo las inversiones PPP”, destacó la desarrolladora tras dar a conocer la compra.

De ese modo, el empresario se desprendió de la constructora fundada por su abuelo y con la que hizo obras millonarias con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y también con grandes emprendimientos privados. Entre sus obras más reconocidas se encuentran las torres de oficinas del Banco Macro y Banco Francés en Catalinas, los centros comerciales Shopping Abasto y Tortugas Open Mall y los edificios residenciales Astor Palermo y SLS Puerto Madero.

Caputo es dueño de constructoras y fue favorecido con contratos millonarios en la Ciudad de Buenos Aires durante los mandatos del PRO, pero ahora que es la sombra del Presidente no quiere que se lo compare con Lázaro Báez, uno de los emblemas más cuestionados del kirchnerismo.

Desde que Mauricio Macri llegó al poder, su origen empresario y los negocios y amistades de su familia pasaron a ser un componente más de su Gobierno. Así, en varias oportunidades salieron a relucir los vínculos del poder con compañías cercanas a los Macri. Uno de los ejemplos más resonantes es el de Nicolás Caputo, íntimo amigo del presidente, nombrado actual consul honorario de Singapur en Argentina y dueño de Caputo SAIC, que hace pocas horas vendió más del 80% de su compañía.

Nicolás Caputo vendió su empresa constructora a TGLT
100% de 0 votos | Dale un puntaje a esta nota

Comentarios