Odebrecht acepta pagar la multa más alta de la historia por sobornos

La constructora Odebrecht y su brazo petroquímico, Braskem, declararon ante un tribunal estadounidense el pasado miércoles que son culpables por pagar sobornos a cambio de beneficios en contratos. Esta corruptela fue descubierta en la Operación Lava Jato, el grupo operativo de la Fiscalía brasileña que investiga desde hace más de dos años una megatrama de Petrobras. Esta declaración, en EE UU, forma parte de un acuerdo de lenidad (confesión a cambio de reducción de castigo) en el que participan los Gobiernos norteamericano, suizo y brasileño, y prevé el pago total de 3.500 millones de dólares para que Odebrecht y Braskem se libren de las acusaciones judiciales en los tres países. Esta cifra representa la multa más alta jamás pagada en el mundo en acuerdos de este tipo y es uno de los triunfos de la Operación Lava Jato.

Documentos publicados por la Corte del Distrito Este de Nueva York revelan que Odebrecht pagó USD 788 millones en sobornos en 12 países. Los pagos se hicieron en relación con “más de 100 proyectos en Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela”.

Esta noticia se replicó inmediatamente en los medios de comunicación más destacados del mundo. El diario británico The Guardian, los periódicos estadounidenses The Wall Street Journal y The Washington Post, el español El País, el francés Le Figaró, la cadena alemana Deutsch Welle y los de mayor influencia de Latinoamérica informaron sobre las multas que aceptó pagar Odebrecht tras reconocer su rol en el esquema de sobornos.

La Justicia de Argentina investiga a Odebrecht, una compañía especializada en proyectos de ingeniería, construcción, industria e infraestructura por sobornos a nivel local, en una posible réplica de las maniobras que realizó en Brasil.

De acuerdo con una fuente con acceso a la causa, cerca de 100 empresas argentinas están bajo la lupa.

La investigación de la Justicia argentina apunta a Julio de Vido, ministro de Planificación de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner.

Odebrecht acepta pagar la multa más alta de la historia por sobornos
100% de 2 votos

Comentarios