Ricardo Echegaray: de perseguidor K, a perseguido

El Juez federal Claudio Bonadio procesó al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en la causa por falso testimonio impulsada por el ex ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación, Alfonso Prat Gay, el juez federal Sergio Torres procesó sin prisión preventiva a Ricardo Echegaray por los delitos de defraudación, por administración fraudulenta en perjuicio del Estado y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, debido al modo en que se entregó en el año 2011 una licitación para la limpieza del edificio central de la AFIP. El magistrado dispuso además un embargo de 15 millones de pesos al ex titular de ese organismo durante buena parte del kirchnerismo.

El juez Penal Económico Diego Amarante citó a indagatoria al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray para el próximo 19 de diciembre, y le prohibió la salida del país. El ex funcionario kirchnerista es investigado por la presunta compra irregular de autos para representantes diplomáticos en el país. La citación del juez llegó una semana después de que el fiscal Pablo Turano pidiera su indagatoria en el marco de una investigación por haber autorizado en 2006, cuando era director de la Aduana, el ingreso al país de un vehículo destinado a los representantes diplomáticos de Taiwán. También será indagado en la causa Skanska, por supuesto pago de sobornos a esa empresa sueca para la adjudicacion de obra pública en el kirchnerismo. En tanto, ya fue indagado y debe resolverse su situación procesal en una causa a cargo del juez federal Julián Ercolini, por supuestos beneficios otorgados a la empresa Oil Combustibles, del empresario Cristobal López, que mantuvo una deuda millonaria con el ente recaudador.

Este es Ricardo Echegaray

En diciembre de 2008, fue designado como titular de la AFIP por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, organismo fiscal que tiene por objetivo la recaudación impositiva a nivel nacional en Argentina. Con anterioridad, entre los años 2004 y 2008, Ricardo Echegaray, abogado especializado en derecho tributario, fue Director General de Aduanas, durante la gestión de Alberto Abad al frente de la AFIP y titular de la ONCCA.

En enero de 2016 fue nombrado titular de la Auditoría General de la Nación, con las firmas de Gabriela Michetti y Emilio Monzó. Había sido designado en diciembre de 2015 pero no pudo asumir por una impugnación de Elisa Carrió por «falta de idoneidad moral». Presentó la renuncia a su puesto en la Auditoría General de la Nación el 9 de agosto del mismo año.

Estudios

Estudió en el Liceo Naval Militar Almirante Guillermo Brown de donde egresó como guardiamarina de reserva, incorporándose a trabajar como tal en el Liceo Naval Militar Capitán Moyano.

Ricardo Echegaray egresó de la Universidad Nacional de Mar del Plata con el título de abogado.

En la Universidad de Barcelona (España), realizó una maestría en Derecho Tributario y otra en Comercio y Finanzas Internacionales.

En la Facultad de Derecho de la UBA se afilió a la UPAU (la rama universitaria de la UCD), y allí fue candidato a vocal para el centro de estudiantes de la Facultad de Derecho en la elección de 1985.

Además, hizo un posgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional y un posgrado en Derecho Tributario Internacional.

Ricardo Echegaray es especialista en lucha contra el tráfico ilícito de drogas y en investigaciones contra el narcotráfico, que estudió en la Universidad Católica de Salta. También es especialista nacional avanzado en lucha contra el narcotráfico.

En 1987 se casó con Silvana Karina Oviedo.

Carrera profesional

Entre agosto de 1988 y diciembre de 1989, Ricardo Echegaray fue contratado por Viviendas Amaike SRL, una firma dedicada a la construcción de casas prefabricadas de madera.

Entre marzo de 1991 y diciembre de 1993 dictó clases de Educación Cívica en el Instituto José María Estrada (colegio secundario salesiano), en Punta Alta.

En 1993, Ricardo Echegaray era asesor letrado. En 1994 fue apoderado judicial del Fisco Nacional. En 1995 fue jefe de la Oficina de Investigaciones y Procedimientos, en 1997 jefe de la Sección Sumarios y Jefe de la Unidad Técnica de Verificación y Valoración. También ese año fue el reemplazo a cargo de la Aduana de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. entre 1995 y 1997. Además fue el administrador de la aduana de Esquel en 1996 y el administrador interino de la aduana de Río Gallegos en 2003.

Fue consultor internacional de fiscalidad del Banco Interamericano de Desarrollo y consultor del Fondo Multilateral de Inversiones y del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias.

Fue el director de la Regional de Aduanas de la Patagonia y fue consultor de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT). En 2004 fue director interino de la Dirección Regional Aduanera Comodoro Rivadavia y luego director general de Aduanas.

En 2007 fue presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario. En diciembre de 2008 fue nombrado administrador de la AFIP.

Fue denunciado penalmente por presunto incumplimiento de sus deberes de funcionario público y por abuso de autoridad debido a los «espectaculares operativos y allanamientos en el Grupo Clarín» por parte de la AFIP. En octubre de 2012, Echegaray fue sobreseído por la Justicia en esa causa.

En 2016 fue designado como presidente de la Auditoría General de la Nación por el partido de la oposición con mayor número de legisladores en el Congreso de la Nación, el Partido Justicialista. Los presidentes de las cámaras legislativas firmaron con demora la resolución conjunta para que asuma el cargo, según algunos políticos se observaron comportamientos dilatorios de parte de ellos y exigencias que nunca se solicitaron en el caso del titular saliente de ese organismo, Leandro Despouy.

Controversias y denuncias judiciales

El 11 de septiembre de 2009 Echegaray fue denunciado penalmente ante el Juzgado nacional de Primera Instancia en Criminal y Correccional Federal número 12 por el abogado y periodista Alejandro Sánchez Kalbermatten por presunto incumplimiento de sus deberes de funcionario público y por abuso de autoridad debido a los “espectaculares operativos y allanamientos en el grupo Clarín” por parte de la AFIP para presionar al grupo enemistado, en ese entonces, con el presidente En octubre de 2012, Echegaray fue sobreseído por la Justicia en esa causa. Echegaray dijo desconocer que se hubieran pagado coimas en la Aduana, cuando él fue titular del organismo (entre 2004 y 2008).

En octubre de 2009 Echegaray fue denunciado ante el Juzgado Federal número 3 por su trabajo cuando dirigía la ONCCA. Fue acusado de cobrar coimas, desviar fondos y favorecer a los amigos. Echegaray fue sobreseído por la justicia en esa causa en el mes de octubre de 2012. Echegaray dijo desconocer que se hayan pagado coimas en la Aduana, cuando él fue titular del organismo, entre 2004 y 2008. En octubre de 2012, Echegaray fue sobreseído por la Justicia en esa causa. Echegaray dijo desconocer que se hubieran pagado coimas en la Aduana, cuando él fue titular del organismo (entre 2004 y 2008).

Según sus declaraciones juradas, entre 2001 y 2011 su patrimonio tuvo un crecimiento del 8.100%.

Al mismo tiempo se supo, por declaraciones del intendente esteño, que Echegaray poseía una lujosa vivienda en Punta del Este. Echegaray se defendió de las críticas diciendo que “la inversión en Uruguay fue debidamente declarada y como corresponde periódicamente incluida con precisión en mis declaraciones juradas de Bienes Personales”.

En la declaración presentada ante la Oficina Anticorrupción no constaba que estaba ubicado fuera del país porque no era obligatorio.

Cuando el programa Telenoche Investiga sostuvo que el empresario aduanero Jorge Lambiris le habría pagado los pasajes y los traslados de Echegaray y su familia, en medio de un conflicto de intereses,  el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten lo denunció penalmente por la supuesta comisión del delito de cohecho.

En abril de 2014 quedó imputado en una causa judicial por supuesto enriquecimiento ilícito. La causa está a cargo de juez federal Sergio Torres.

También en 2014 fue denunciado por Alfonso Prat Gay porque Echegaray lo había involucrado falsamente en un caso de evasión impositiva. En junio de 2016 Echegaray quedó procesado penalmente por el Juez federal Claudio Bonadio por los delitos de violación de secreto y falso testimonio. El Juez Claudio Bonadio lo procesó por manipular y vulnerar el secreto fiscal contra Alfonso Prat Gay. Echegaray quedó procesado por los delitos de falso testimonio y violación de secreto durante su gestión al frente de la AFIP por el juez federal Claudio Bonadio y, por ese motivo fue removido, en 2016, como Presidente de la Auditoría General de la Nación.

En mayo de 2016, Echegaray fue acusado, por el fiscal federal Marijuan, de complicidad en el caso Lázaro Báez al apañar o evitar controlar las facturas falsas apócrifas que utilizaban las empresas de Báez para cobrar sobreprecios en las obras públicas, por lo cual Báez está acusado de lavado de dinero. El juez federal Sebastián Casanello rechazó su pedido de sobreseimiento y continuó el proceso por las acusaciones de proteger a Lázaro Báez en investigaciones fiscales cuando era titular de la AFIP.

La auditoría en la Administración Federal de Ingresos Públicos confirmó que, cuando era su titular, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, ordenó espionaje ilegal a jueces, empresarios y políticos de la oposición, incluyendo al actual presidente Mauricio Macri.

Por donde pasó dejó huellas de corrupción. La ONCCA, tuvo que ser disuelta por el pago de subsidios a empresas inexsistentes, a nombres de jubilados y sin recursos, que le representó al Estado perdidas, por el orden de no menos de 100.000 millones de pesos. Luego pasó por la Aduana, donde también la corrupción se potenció, luego ancló en la AFIP, donde está imputado en la causa BOUDOU CICCONE, y otros casos por otorgar moratorias y beneficios a empresas fuera de la ley. Si ésto fuera poco, tiene una denuncia por enriquecimiento, por el crecimiento injustificado de sus bienes. En estos años sólo fue funcionario público (otro enriquecido de la “década ganada”).

Fue indagado en la causa BOUDOU CICCONE, y fue pedido su procesamiento. Además tiene otras causas en la AFIP por otorgar moratorias fuera de la ley, es decir, a favor de empresas, extorsiones y otros delitos. Tiene un patrimonio que creción de forma exponencial, similar al de la ex Presidente y otros funcionarios.

Ricardo Echegaray: de perseguidor K, a perseguido
100% de 3 votos

Comentarios