Satélites argentinos: el camino hasta el AR-SAT

Después del lanzamiento del AR-SAT II, realizado el 30 de septiembre pasado en Guyana Francesa y televisado desde Tecnópolis, es claro que la Argentina pretende lograr fuertes avances en cuanto a telecomunicaciones y desarrollo de satélites se refiere. Desde la sanción de la Ley de Telecomunicaciones 27.078 hasta el lanzamiento de diversos satélites, para favorecer los servicios de televisión digital terrestre y aérea, el Gobierno argentino se ha destacado desde 1990 hasta la fecha.

El interés nacional por el espacio comienza, sin embargo, en la década de 1950. Allí se alcanzó la creación de organismos tales como el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas (CI.TE.FA.), creado por el Presidente Juan Domingo Perón en 1954 y basado en el Departamento Técnico de la Dirección General de Fabricaciones Militares de 1941. Este organismo, dependiente de la Subsecretaría de Innovación Científica y Tecnológica de la Secretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa de la República Argentina, estaba dedicado a la ejecución de actividades de investigación y desarrollo en este campo, como única institución conjunta para las Fuerzas Armadas.

Pero fue a partir del 28 de enero de 1960 cuando se estableció la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE), dependiente totalmente de las Fuerzas Armadas, encargada de realizar actividades para el desarrollo de nuevos satélites espaciales, en el intento de implantar en el país el uso de imágenes satelitales.

Creada en 1976, mediante un convenio entre el Gobierno de la provincia de Río Negro y la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina, se puede definir a la más relevante de estas asociaciones. Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado (INVAP. SE). Una empresa definida como “de alta tecnología” dedicada al diseño, la integración y construcción de plantas, equipamientos y dispositivos tales como: energía nuclear, tecnología espacial, tecnología industrial y equipamiento médico-científico. En 1990 esta empresa ha incursionado en el sector aeroespacial, especialmente mediante el diseño, la construcción y la operación de satélites, como también de radares.

La creación de asociaciones se detiene hasta 1991. Ese año se crea la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), que actualmente reemplaza a la CNIE. Esta Asociación, originalmente, dependió de Presidencia, luego, del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y, desde noviembre de 2012, depende del Ministerio de Planificación Federal. Sus instalaciones se encuentran en Falda del Carmen (Provincia de Córdoba, Argentina). Es el único organismo competente de la Argentina para promover el desarrollo de las actividades relacionadas con la utilización civil del espacio, en todo el ámbito de la República. Dentro de sus actividades más importantes estuvo la de proponer el Plan Nacional Espacial de la Argentina, en el periodo 1990-2015.

Fundada en 2006, con el objetivo de mantener las dos posiciones orbitales argentinas en el espacio -otorgadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)- y de lograr mejorar en la Argentina y en toda Latinoamérica la transmisión de datos digitales, Argentina Satelital (AR-SAT) es responsable del desarrollo de satélites e infraestructura terrestre, para lograr el mejoramiento del sistema de televisión digital (TDA), de Internet y de datos móviles en la Nación. Depende, desde sus comienzos, del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. Sus instalaciones están ubicadas en Benavídez, provincia de Buenos Aires.

Cada una de estas organizaciones estuvo, a lo largo de nuestra historia, encargada de diseñar y lanzar al espacio diferentes satélites, que en su vida útil pretendían lograr los objetivos antes mencionados. Se detallan, a continuación, con: nombre de los satélites, fecha de lanzamiento, objetivo y declaración de la misión. Todos ellos, diseñados por INVAP.SE:

LU-SAT 1: El 22 de enero de 1990. Dotar de comunicaciones ágiles a radioaficionados. Misión exitosa.

MU-SAT: El 29 de Agosto de 1996. Fotografiar al país con imágenes de baja resolución, para seguimientos meteorológicos y de masas hídricas. Misión exitosa.

SAC-A: El 14 de Diciembre de 1996. Realizar seguimientos a la comunidad de ballenas Franca Austral; tomar fotografías del país para interpretar los ciclos de inundaciones y sequías, para ensayar sistemas ópticos o energéticos y de guiado y control, aplicables en futuros modelos. Misión Fallida.

SAC-B: El 4 de Noviembre de 1998. Realizar mediciones de la radiación X en el espacio, como de fenómenos en las aceleraciones de partículas que ocurren en el espacio. Misión Fallida.

SAC-C: El 21 de noviembre de 2000. Monitoreo ambiental y de catástrofes naturales durante largos períodos. Misión exitosa.

SAC-D: El 10 de junio de 2011. Observación climática y oceanográfica, además de medición de la humedad del suelo a gran escala -lo que permitiría elaborar alertas tempranas de inundaciones como de aparición o dispersión de enfermedades-; recolección de datos de la superficie de la Tierra, la biosfera, la atmósfera terrestre y los océanos, por largos periodos de tiempo. Misión exitosa.

SAC-E: Estimado en 2018. Obtener información sobre el territorio argentino y el MerCoSur, y sobre actividades productivas del mar, el suelo, la hidrología, la geología, el clima, la vigilancia del medioambiente, los recursos naturales y la cartografía. No registrado aún.

El Nahuel 1 A: En Enero de 1997. Dotar al país de telecomunicaciones con mejores herramientas, sistema que el Gobierno argentino adjudicó a las empresas enumeradas anteriormente. Misión exitosa.

PADE: El 6 de Diciembre de 2001. Medición medioambiental general. Misión exitosa.

AR-SAT 1: El 16 de octubre de 2014.  Proveer de telecomunicaciones a toda Latinoamérica. Misión exitosa.

AR-SAT 2: el 30 de septiembre de 2015. Tener llegada satelital a todo el continente americano y a toda su plataforma continental. Misión exitosa.

AR-SAT 3: Estimado en 2016. Abarcar todo el continente americano para ofrecer una amplia gama de servicios de telecomunicaciones, tales como la transmisión de datos, Internet y televisión. Es, sin duda, uno de los satélites más esperados y codiciados por todos los argentinos.

 

 

Satélites argentinos: el camino hasta el AR-SAT
100% de 0 votos | Dale un puntaje a esta nota

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here