Se chivó la chiva

La hija del chivo debería poner las barbas en remojo. Tras su designación como flamante directora del Banco Nación a los 26 años, le feliz declaración de la señorita fue decir que sus títulos no son familiares sino académicos, que tiene un año más que lo que la ley le exige para ser diputada y que desde ese cargo podría decidir sobre la vida de millones votando leyes.

Con esto quedó demostrado que, digna heredera de su estirpe y fiel seguidora del modelo, las formas son secundarias y las apreciaciones ajenas son estorbos mal intencionados y destituyentes.  (mejor hagámoslo callar rápidamente y si de paso castigamos al desubicado que se animo a pensar distinto, mejor)

Algunas aclaraciones para su futura carrera política:

1- los títulos familiares en la argentina -no se en Barcelona- se derogaron en la asamblea del año XIII, por tanto ni ella, ni su papá tienen, tuvieron y/o tendrán (?) títulos familiares. En todo caso su padre. tuvo cargos. Cargos legislativos y ejecutivos, electivos y no electivos y una admirable carrera política. Pero títulos, no.

El único titulo que puede ostentar es el de princesa de su papá. (y, al parecer, de medio gabinete)

2- Sus títulos académicos no están puestos en duda. Sólo algo tan menor y prescindible como su experiencia para hacerse cargo de una dirección nacional; experiencia que, con tantos años de estudia y participación política europea, difícilmente haya acumulado en estos años en el Banco y/ o en el sistema financiero argentino.

3- Para ejercer un cargo hay que estar calificado, no necesariamente formado académicamente. La instrucción y capacitación para el ejercicio de una función pública se adquieren con la experiencia. Los que algunos llaman signority.

5 – Para ser diputada hay que presentarse a elecciones y ganarlas. Pero antes hay que ganarse un lugar en la lista a fuerza de trabajo. En el PJ o el FPV o cualquier partido eso un proceso cruento que requiere mucha… como es la palabra…  ah, si! Experiencia! Hablar de tan livianamente de los diputados, es injusto para ellos. Más allá del cloro político que tengan.

6- Las disidencias “tienen que” y “sirven para” construir, jamas para suprimir. Porque al igual que en la vida, en la política, quien a hierro mata, a hierro muere y el que se enoja pierde.

No se pone en duda su capacidad pero hay que entender también que siendo una outsider de sistema financiero local (aunque formada e instruida) que cumple con los requisitos necesarios la sola sospecha de nepotismo, hace mal a toda el sistema político.

Feliz debut mediático!

 

Conoce el recurso administrativo presentado para impungnar la designacion de Delfina Rossi

 

Se chivó la chiva
100% de 1 voto

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here