Unión Personal y la imposibilidad del imposibilitado

¿Recordas el video que figura al final de la nota?, Hoy puedo decir que con la ayuda de la gente que leyó mis reclamos en los que hacía mi reclamo a Unión Personal por no otorgarme la silla de ruedas que me correspondía por consejo médico, y a otro montón de gente a la cual estoy tremendamente agradecido (entre ellos los que participaron del video), la ley de enfermedades poco frecuentes entró en vigencia, con lo cual estoy amparado frente a próximos reclamos que espero no tener que hacer, y yo finalmente tengo mi silla de ruedas y lentamente voy a poder ir retomando mi vida habitual.

Pero más allá de la alegría que me invade y me genera haber obtenido lo que en definitiva me correspondía, quiero alentar a todos los que lean estas líneas a que denuncien, peleen y luchen para que las obras sociales o prepagas (en mi caso Unión Personal), les cubra lo que les corresponde. Las personas con enfermedades o dolencias “complicadas”, a estos organismos les generamos gastos, y por ende NO LES IMPORTAMOS.

Por si no conoces mi historia, te cuento que padezco un problema medular llamado MIELOMENINGOCELE. El mielomeningocele trae muchísimas complicaciones, y en la mayoría de los casos la imposibilidad definitiva de caminar como cualquier otra persona y después de la crisis de 2001 de la que todos fuimos víctimas de una u otra forma, la obra social de peluqueros (la cual me correspondía por el trabajo de mis padres), quebró y la únicas alternativas eran, o aceptar los servicios de Unión Personal, o quedarnos sin cobertura, opción que por mi problema congénito, en mi casa descartamos, más allá de que en ese momento no teníamos ni la más remota idea del pésimo servicio que prestaba Unión Personal en el caso de las personas con discapacidad y de lo mal que tratan algunos médicos que prestan servicio para esta obra social, y si bien no es el primer y único problema que tuve con Unión Personal, este es el primer reclamo que hice público ya que me llevó siete años y como la obra social decidió abandonarme a la buena de Dios, de mi silla se terminó haciendo cargo el Sindicato de Peluqueros.

La burocracia de Unión Personal llegó a Estados Unidos

Por suerte (o por desgracia,porque es una petición que nunca debería haber iniciado), mi pedido fue replicado en varios medios a tal punto de haber llegado a una persona en Estados Unidos cuyo hijo padece autismo que si bien no tenía la obligación de solucionar mi problema, tuvo la enorme gentileza de contactarme con gente que hizo que mi caso avanzara y llegara a oídos de gente que me  hizo cambiar el concepto de ciertos sectores políticos. Es increíble el poder que tiene un reclamo cuando se sostiene, aunque es triste tener que iniciarlo cuando se mezclan la salud con la burocracia y la corrupción.

http://www.youtube.com/watch?v=D6TPZXWeiGA

 

Unión Personal y la imposibilidad del imposibilitado
100% de 4 voto[s]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here